Miguel Guerra debe seguir como presidente del Licey

En días pasados, mi colega y amigo Héctor J. Cruz le realizó una muy interesante entrevista en “La Semana Deportiva” al Presidente de los Tigres del Licey, Miguel Guerra.

En medio de la conversación, se le preguntó a Guerra si tenía planes de seguir al frente del Licey. De manera sorpresiva, Guerra dejó entrever que no estaba en ánimos de optar por otro período.

Esa respuesta resultó bastante extraña. Razón 1: Nadie renuncia a ser Presidente ni a ser “Jefe”. Razón 2: Guerra lleva una carrera limpia, en ascenso y de éxitos en el Licey.

Razón 3: En apenas su primer año, le dio una muy necesitada corona de campeón a los Tigres del Licey.

Razón 4: La pegó al contratar a Manny Acta como su gerente general, y logró estructurar uno de los mejores equipos de operaciones de béisbol de LIDOM.

Razón 5: Ante la Liga es visto como un caballero, gran mediador ante cualquier situación.

Puse en movimiento mi sistema de espionaje y miren lo que encontré: Hay un “Campañita” malsana para molestar, afectar o desencantar a Miguel Guerra. ¡Y eso es peligroso!.

Si yo fuera Miguel Guerra, con las virtudes que yo he citado, no me voy. Sigo otro período más al frente del Licey.

Sería prudente que mi amigo Leonardo Matos Berrido averiguara algo sobre ese caso.

Eso no está en su jurisdicción, pero perder en poco tiempo figuras del nivel de Chilote Llenas, Frank Micheli y ahora posiblemente a Miguel Guerra no es saludable para una Liga estable.

¡Voy a seguir sobre el tema!.

Sígueme en Twitter: @Elreydelaradio.