Miguel promete una política de
comercio exterior con eficiencia

http://hoy.com.do/image/article/135/460x390/0/46D5005C-60EF-4845-9556-F8AC01F0AD8D.jpeg

ODALIS MEJIA
o.mejia@hoy.com.do
El  candidato presidencial Miguel Vargas aseguró que un posible gobierno suyo descansaría en una estrategia de crecimiento y desarrollo económico conformado por pilares esenciales como la estabilidad macroeconómica, creación de fuentes de empleos, una economía competitiva, basada en el sector privado y orientada hacia el comercio exterior.

Señala que su gestión estará orientada hacia el comercio exterior que promueva con eficiencia y transparencia, la inversión privada nacional y extranjera, resguardando la preservación  del medio ambiente y los recursos naturales.

En una presentación de su programa de gobierno ante los miembros de la Cámara Americana de Comercio, el candidato del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) hizo un especial énfasis  al señalar “que una fuerte inversión en educación de calidad es la única llave  que tenemos para abrir las puertas a la solución de nuestros problemas”. En ese tenor reiteró su  propuesta  que cumplirá con la asignación del 4% del PIB a la educación y asimismo que duplicará la inversión en los demás renglones sociales.

Dijo que las políticas de gobierno a desarrollar incluyen un sistema tributario racional sencillo y eficiente, con tasas más bajas y uniformes, combinado con una austeridad  que permita el surgimiento de finanzas públicas equilibradas.

Incentivos  Para fomentar la exportaciones no tradicionales  y estimular la creación de empleos, Vargas prometió eliminar el impuesto sobre la renta originado en actividades de exportación; construirá 50,000 viviendas económicas en todo el país y 100,000 soluciones habitacionales, al tiempo que incentivaría al sector privado para que construya otras 30,000 viviendas.

Otorgaría incentivos al sector inmobiliario a los proyectos de desarrollo turístico, y a los compradores de actividades turística, estableciendo una ventanilla única para acelerar la aprobación de los proyectos de ese sector.

Dijo además que flexibilizaría las normas prudenciales para los préstamos a las empresas.

Agricultura.    Entre las medidas para beneficiar la producción, Vargas promete  ejecutar un plan decenal de agricultura en parques de invernaderos, para instalar 1,500 invernaderos por año, lo que asegura   generación de empleos y  sacar más ventajas del DR-CAFTA.

No al despilfarro. “A partir del 16 de agosto no habrá nóminas para miembros de comités de base, no se construirán apartamentos de lujo para funcionarios, no se pagarán salarios millonarios a los miembros del gabinete, no se comprarán jeepetas lujosas, ni compraremos aviones que Estados Unidos podría donar, ni gastaremos 5,000 millones de pesos en propaganda política, ni haremos obras no prioritarias mientras las escuelas no tengan pupitres, los hospitales no tengan camas ni medicinas y los hogares no tengan agua potable”, declaró Vargas, expresión que  concitó un gran aplauso.

La competitividad e institucionalidad

Miguel Vargas Maldonado  aseguró que implementaría una política nacional de competitividad, con el objetivo de disminuir los costos de producción que enfrentan las empresas dominicanas.

El candidato del PRD destacó que las áreas más importantes a tomar en cuenta serán el financiamiento, la energía, la política fiscal, los servicios del Estado y la colaboración de las universidades con el sector productivo nacional.

En materia comercial, dijo que tiene la meta de alcanzar antes de cuatro años un Acuerdo de Libre Comercio con Haití. Además, diseñar entre ambos países una plataforma de desarrollo económico integral de la región fronteriza e invitar a inversionistas internacionales al establecimiento de empresas que operarán con incentivos especiales.

En cuanto a la institucionalidad, el candidato presidencial apuntó que una de las debilidades más fuertes que acusa el país es la falta de instituciones fuertes, sin las cuales es imposible alcanzar el verdadero desarrollo.

En tal sentido, reiteró una serie de propuestas de modificar y fortalecer los poderes judicial y  legislativo, el régimen electoral, la Cámara de Cuentas, otorgar autonomía a la Contraloría, al Ministerio Público y racionalizar el Poder Ejecutivo.

Vargas Maldonado recordó su promesa de impulsar una agenda de probidad y transparencia para prevenir y combatir la corrupción y en la cual se contempla un seguimiento de cerca  a las acciones de funcionarios.