Miguel Vargas plantea un nuevo
régimen salarial para policías

http://hoy.com.do/image/article/136/460x390/0/A5FD6164-ECB9-4500-AA67-54B3B5149763.jpeg

ODALISMEJIA
o.mejia@hoy.com.do
En materia de seguridad ciudadana, el programa de gobierno del candidato presidencial del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Miguel Vargas, plantea la creación de  una nueva Policía Nacional que absorba únicamente los recursos humanos entrenables de la actual estructura, fijando un nuevo régimen salarial e incentivos.

Asimismo  incluye que sean reducidas las tareas administrativas para los policías y dedicarlos a servicios de patrullaje en las calles.

“Lo fundamental no es si el cargo se ajusta al policía, sino determinar si el policía, nuevo o viejo, se ajusta a los requerimientos del cargo”, expresa la propuesta.

Además,  propone construir un mapa delincuencial del país por zonas y tipos de delitos, lo que luego sería seguido de un programa que combine “mano justa para prevenir y mano dura para reprimir la delincuencia”.

Entre las medidas a ser adoptadas para esto último se encuentran el despliegue permanente de patrullas preventivas en las zonas determinadas en el mapa delincuencial como las de mayor acción delictiva.

También se propone el establecimiento de un programa de mano dura contra las bandas y gangas juveniles que mantienen aterrorizadas algunas comunidades y barrios.

Otro aspecto planteado es la capacitación y entrenamiento de las Fuerzas Armadas para integrarla al combate de los agentes generadores del  delito.

El programa plantea la profundización de la reforma judicial, haciendo más ágil y efectivos los procedimientos, permitiendo a los jueces ser más drásticos con los delincuentes reincidentes  y brindar mayor protección a las víctimas.

En caso de llegar a la presidencial del país Vargas  promete acelerar la reforma del sistema carcelario con programas de reinserción social de los presos para que las cárceles dejen de ser “centros de formación de criminales”, como son hoy en día.

Otra medida sería incorporar en la estrategia integral de seguridad ciudadana a la sociedad, apoyando con recursos  a los gobiernos provinciales y municipales, estableciendo  consejos de seguridad en todos  municipios del país, estimulando a la ciudadanía como agente supervisor.

Para esta labor se exigirá la colaboración y participación de la seguridad privada y de las empresas de taxis en las acciones  de prevención, alerta y orientación a la Policía Nacional. 

Hay que recuperar  la paz social

El  fuerte aumento  de la delincuencia en los últimos años es uno de los mayores peligros que amenaza al país. La gente lo siente y se angustia con razón: nada puede afectar más brutalmente a la libertad que la sensación de inseguridad en la vida cotidiana.

Con este párrafo se inicia el capítulo sobre seguridad ciudadana presentado por Miguel Vargas Maldonado, que agrega que si algo ha progresado en el país durante este gobierno es la delincuencia y la criminalidad.

Como factores que han incidido para el incremento, citan, el alza del costo de la vida, el creciente desempleo, la mala calidad de la educación secundaria, que en la mayoría de los casos condena a los bachilleres  a ganar   el salario mínimo, estimulando la deserción escolar.

Otras causas que generan delincuencia y criminalidad, agrega,  es la acelerada  penetración del tráfico y consumo de drogas en barrios y comunidades de los principales centros urbanos, la importación de prácticas delictivas a través de los repatriados, los salarios de miseria pagados a los policías.

Vargas Maldonado considera que recuperar el clima de paz social constituye  una prioridad en su plan de gobierno, que plantea adoptar medidas económicas orientadas a crear empleos y aumentar el poder adquisitivo de la población, especialmente los jóvenes.

Pretende mejorar la educación  pública  para evitar la deserción escolar y que los jóvenes vayan a la calles a delinquir.