Mil 300 socios de COOPZOAMERICA instalan microempresas

Jesus

El presidente de la Cooperativa de Servicios Múltiples de la Zona Franca de las Américas (COOPZOAMERICA) reveló que más de mil 300 socios han creado microempresas con ahorros y financiamientos de esa entidad, y destacó que los directivos y gerentes de las 28 empresas instaladas en ese parque industrial  y sus cinco filiales se han convertido en los principales aliados del movimiento cooperativo dominicano.

Jesús Fernández Rosario, presidente de COOPZOAMERICA, dijo que de ese modo las empresas de la Zona Franca de las Américas abrazan  el bien común y la solidaridad, permitiendo el uso de sus nóminas para retener y entregar, justo a tiempo, los montos autorizados por los trabajadores a la cooperativa, para cubrir los ahorros y el pago de los créditos tomados.

Expresó que el 70% de los 14 mil socios que tiene la cooperativa, con más de 10 años ahorrando, han mejorado su calidad de vida y alcanzado el desarrollo humano, dejando atrás los pisos de tierra y las letrinas, construyendo y reparando sus casas con cerámicas, sanitarios, cocinas y teniendo acceso a electrodomésticos, como neveras, estufas y lavadoras.

Indicó que, además, la cooperativa cubre cualquier tipo de emergencia y otorga órdenes para farmacias, seguros de vehículos, electrodomésticos, estudios universitarios y préstamos entre otros servicios, y que así los empresarios promueven el bienestar de sus trabajadores, a través del hábito del ahorro y créditos a tasas de interés muy cómodas, por debajo de 1.5% mensual.

Manifestó que las cooperativas no son instituciones conflictivas, sino asociativas y solidarias en el aspecto financiero y social, atienden las emergencias de los socios, permiten que éstos formen pequeños y medianos capitales que les ayuda participar en programas y proyectos de soluciones integrales que promueve la cooperativa.

Indicó que estas organizaciones desarrollan incluso las comunidades donde habitan, lo que les aligera la carga a los empresarios y les facilitan que puedan hacer una mejor responsabilidad social corporativa a favor de sus trabajadores.

“Las cooperativas han sustituido a la mayoría de los prestamistas que entraban a las empresas a dedicarse a ese tipo de negocio y los ha alejado de los alrededores de estas, pues los mismos son usureros, porque conceden créditos a una tasa de interés de entre un 10% y un 20% semanal, o sea, entre un 520 a un 40 por ciento al año (1,040%) mensual

Señaló que la tasa de interés de las cooperativas tienen un promedio de un 14% anual, para una diferencia extraordinaria con los prestamistas.

Fernández Rosario dijo que por esa razón, las empresas han ido eliminando los fondos especiales que dedicaban a cubrir emergencias y otras necesidades de los empleados, ofreciéndoles préstamos y, en cambio, dichos propietarios y/o directivos de empresas colaboran en la constitución de cooperativas, sirviendo de agentes de retención de los montos que los socios deciden ahorrar y para pagar los créditos tomados.

Citó como ejemplo a la presidenta del Parque Industrial Las Américas, ingeniera Claudia Pellerano, quien ha continuado impulsando a COOPZOAMERICA y brindándole todo su apoyo a los fines de que Ésta mantenga el rol altruista que realiza y promueve en beneficio de sus socios.

Indicó que, aparte de otorgar más de 600 préstamos por año para la instalación de microempresas a favor de sus familiares, los socios de la citada cooperativa tienen participación activa en los programas ahorrativos, educativos; en préstamos normales y extraordinarios, en los certificados de depósitos a plazo fijo, en órdenes de compra y en la distribución de excedentes.

“La cultura del ahorro se ha incrementado de manera extraordinaria, porque crea capital y acceso a créditos a tasa blanda; empuja la planificación personal y la inversión, ayuda en la educación financiera y con ello a tener una mejor calidad de vida, evitando así a que los empleados y trabajadores caigan en las garras de los prestamistas, que los ahogan y obligan a renunciar de las unidades productivas para poderles pagar con los recursos de las prestaciones”, expuso.

El presidente de COOPZOAMERICA dijo que con los ahorros, los financiamientos y las facilidades de servicios diversos de los miembros de esa entidad han encontrado la mejoría de su calidad de vida, y han podido instalar a favor de sus familiares salones de belleza, colmados, talleres de electrónicas, tiendas para la reparación y ventas de celulares, “haciendo sus sueños una realidad”.

Respecto a los “prestamistas”, que se mantienen prestando al módico 10% y 20% semanal, dijo que sólo unos cuantos han sobrevivido, y a veces tratan de  infiltrarse en las empresas y para ir a confundir a los trabajadores que actúan desesperados buscando soluciones inmediatistas, pero una vez estos prestamistas son identificados son expulsados de las empresas, en vista de que endeudan a los trabajadores, les retienen sus tarjetas de débitos que tienen para recibir el pago del salario y alteran el clima laboral de las empresas.

Fernández  Rosario explicó que los trabajadores que se dejan seducir por los prestamistas, por no esperar menos de 24 horas para que les otorguen el crédito de emergencia, se convierten en esclavos de éstos, que cada semana los dejan con apenas 200 ó 300 pesos en la semana de lo que cobran en las empresas.

COOPZOAMERICA, fundada hace 20 años y que en la actualidad cuenta con más de 14 mil socios, en estos momentos tiene activos totales netos por encima de los 600 millones de pesos.

Indicó que, según el IV Censo Cooperativo Nacional efectuado en el 2012, en el país operan más de 685 cooperativas, con una matrícula de  más de un millón 300 mil socios y administran activos por más de 970 mil millones de pesos, que representan el 7% del sistema financiero nacional.