Miles de familias incomunicadas tras la crecida del río Venus

http://hoy.com.do/image/article/50/460x390/0/525D73CC-117D-4288-963D-AED22403C1E2.jpeg

POR RAFAEL MARTINEZ
GASPAR HERNANDEZ,
Espaillat.- Más de cinco mil familias permanecen incomunicadas como consecuencia de las inundaciones provocadas por la crecida del río Venus, que ha aislado cinco comunidades rurales de este municipio.

  Por lo menos 30 viviendas han resultado semidestruidas, en tanto que numerosas plantaciones agrícolas sufrieron daños considerables, luego de los fuertes aguaceros que se han registrado en la zona.

  Las comunidades que se encuentran incomunicadas, y que pertenecen al distrito municipal de Veragua son Las Marías, El Progreso, El Semillero, Batey Ginebra y Calolí.

  Estas comunidades cuentan con una gran producción agrícola y  ganadera, que también han sido seriamente afectadas, aunque los daños aún no han sido cuantificados.

  Entre los rubros más afectados por las inundaciones, cientos  de matas de plátanos, que han sido derribadas por los fuertes vientos que acompañaron las lluvias, así como otros rubros de ciclo corto.

  Como consecuencia de las constantes crecidas del río Venus, que ha tomado diferentes causes, algunas personas han perecido ahogadas en los últimos doce meses, según señalaron lugareños.

  Los moradores de esas comunidades expresaron su temor de que se produzcan nuevas víctimas, si continúan las lluvias y las crecidas del citado río.

   Producto de la dramática situación, los deslizamientos de  tierra son cada vez más pronunciados, lo que aumenta el temor de entre los moradores del lugar.

  Productores y comerciantes de la zona también expresaron su temor de que los  municipios de Gaspar Hernández, Cabarete, Sosúa, Puerto Plata, Cabrera, Nagua y Río San Juan queden aislados,  si no se toman las medidas necesarias para corregir  la situación.

  La  empresaria Socorro Gell expresó que la situación es de  conocimiento de las autoridades, que, según afirmó, “se han hecho  apáticas ante la dramática situación que están ocasionando las  constantes crecidas del río Venus”.

  Advirtieron que de no resolverse la situación que facilita esas inundaciones entre la población, podría producirse un caso similar al ocurrido en Jimaní, el año pasado.

  Gell, quien habló en compañía del empresario Juan Llubre, dijo que recientemente la zona fue visitada por técnicos del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), quienes señalaron que la institución no dispone de recursos para la obra que se requiere, como sería desviar el cauce del río.

  Consideraron que los únicos funcionarios que se han preocupado por el problema, que calificaron de peligroso, son el gobernador provincial, doctor Miguel Guarocuya Cabral y el director del  Instituto Agrario Dominicano (IAD), ingeniero Salvador Jiménez.

  Los empresarios y los residentes en la zona solicitan el desvío del cauce del río  Venus, ya que los derrumbes y deslizamientos que ocasiona “se están acercando peligrosamente a  la carretera que comunica  la comunidad de El Progreso con el  municipio de Gaspar Hernández, lo que de producirse incomunicaría toda la costa Norte.

  Gell dijo que en la zona hay alrededor de 200 hoteles y  complejos turísticos, cuyas actividades son afectadas por esa situación.

  Asimismo, explicó que en el distrito municipal de Veragua y  sus secciones hay más de 200 pequeños y grandes  negocios, como  estaciones de gasolina, palazas comerciales, famarcias, almacenes  de provisiones, ferreterías, procesadoras y de leche.