Miles de fieles participan en culto mariano

http://hoy.com.do/image/article/485/460x390/0/834B1155-D467-492A-8FDA-4C05D353363D.jpeg

Miles de fieles y devotos de la Virgen de la Altagracia se congregaron ayer en la Basílica de Higüey para participar en los actos religiosos en honor de la madre de Jesús. Estuvieron presentes, además, el Presidente de la República, su esposa, altos funcionarios del Gobierno y el embajador de Haití.

La Altagracia.- En la misa con que la Iglesia Católica celebró ayer el Día de la Altagracia en Higüey, con la asistencia  del presidente Leonel Fernández, el obispo Gregorio Nicanor Peña manifestó su preocupación por el auge de las drogas, la criminalidad y el irrespeto a las leyes.

El obispo Peña, al pronunciar la homilía aprovechó para pedir a Dios y a la Virgen de la Altagracia sabiduría para las autoridades a fin de que puedan servir al pueblo atendiendo sus necesidades.

El prelado pidió a la población y a las autoridades no descontinuar su ayuda a los haitianos ante lo que definió como una situación dantesca, causada por el terremoto del martes 12 que dejó miles de muertos, heridos y damnificados.

Reconoció al pueblo su  solidaridad con Haití,  la ayuda de las autoridades que calificó de rápida, y de la buena voluntad expresada por el pueblo en sentido general.

Dijo que hay que luchar por la búsqueda del bien común contra  la corrupción  egoísta; por la defensa de la vida;  frente a la violencia y la muerte.

Defender frente a la práctica de las leyes sociales que corroen el fundamento primordial de la sociedad como lo es la familia y distribuir los bienes con conciencia social y no como clientelismo político.

Justicia, por favor   El religioso demandó la aplicación de leyes justas ante la impunidad y condenó la discriminación  racial, de género, política, económica y religiosa.

 “Es motivo de preocupación para todos los dominicanos el creciente auge que ha tomado la delincuencia, el aumento del consumo y distribución de drogas, el irrespeto a las leyes y el aumento del crimen. Frente a los problemas que nos aquejan debemos elevar nuestra oración  al Señor y evocando la protección de la Virgen Santísima de La Altagracia para que ella interceda ante su hijo Jesús a favor de este pueblo”.

Al tradicional acto asistieron además cientos de feligreses nacionales y extranjeros  que cada año acuden al santuario a cumplir promesas y otros a buscar algunas ayudas económicas.

Empero, este año la presencia haitiana, tradicional a estos actos, tuvo una reducción evidente.

Las claves

1.  Solidaridad

Monseñor Gregorio Nicador Peña apeló a la sensibilización de todos  los dominicanos para acudir en ayuda de los  haitianos afectados por el terremoto. Dijo que el pueblo y las autoridades han actuado como un solo hombre: “son nuestros hermanos y necesitan de nosotros”, dijo.

2.  Compromiso

Afirmó que es un compromiso salir al encuentro de los necesitados y propiciar condiciones de vida digna para todos los hijos de Dios. LLamó a imitar a la Virgen María que al decir sí dio permiso al Todo Poderoso  y se hizo esclaba de Dios para inuagurar una nueva creación, una historia de amor definitiva y eterna en la que caben todos los hombres: los explotados, los marginados, los emigrantes y los enfermos.