Miles de inmigrantes siguen entrando Europa

m1

Miles de refugiados continuaron ayer entrando a la Unión Europea (UE) a través de Croacia, en la mayor crisis migratoria desde la II Guerra Mundial para la que, al fin, se espera una respuesta europea común en una importante cumbre de este miércoles. Después del cierre húngaro de la frontera con Serbia la pasada semana, el flujo migratorio se dirigió a Croacia, país que envía desde hace cuatro días a los refugiados hacia Hungría, desde donde continúan su viaje a Austria y Alemania. Unas 29,000 personas, en su mayoría procedentes de Siria, han llegado a Croacia en la última semana después de seguir la ruta de los Balcanes, que comienza en las costas griegas. Según datos del Ministerio del Interior croata, sólo seis refugiados solicitaron asilo en ese país.

Durante el pasado fin de semana 21.000 refugiados llegaron a Austria y estimaciones oficiales prevén unas 5.000 entradas diarias esta semana, en una nueva muestra de que la transitada ruta balcánica no parece caer en desuso pese al descenso de las temperaturas por el inminente otoño. La inmensa mayoría de los refugiados siguieron rumbo a Alemania y los países escandinavos, donde las condiciones de asilo son más favorables. Mientras el éxodo humano no se detiene, los responsables europeos siguen debatiendo sobre el sistema obligatorio de cuotas, al que se oponen Polonia, República Checa, Eslovaquia y Hungría.