Miles de niños requieren ayuda urgente en Haití

Miles de niños requieren ayuda urgente en Haití

AME4110. LES CAYES (HAITÍ), 14/09/2021.- Una familia que perdió su casa en el terremoto de hace un mes vive en una vivienda improvisada entre escombros y carpas, hoy, en Les Cayes (Haití). Miles de personas continúan viviendo en la calle en condiciones inhumanas y decenas de miles de edificios siguen en escombros en el sur de Haití, cuando este martes se cumple un mes del devastador terremoto del 14 de agosto. Al menos 2.248 personas murieron, 329 siguen dadas como desaparecidas y otras 690.000 resultaron damnificadas por el sismo, que causó daños en una extensa región a lo largo de toda la península sur del país, donde este martes se han celebrado misas y ofrendas florales en memoria de las víctimas. EFE/ Duples Plymouth

Unicef. Sobre todo salud y alimentación

La limitada atención sanitaria presenta altos riesgos como infección heridas, tétanos, y muertes maternas y neonatales

Un mes después del terremoto de que sacudió el sureste de Haití, unas 650,000 personas, entre ellas 260,000 menores, requieren ayuda humanitaria urgente, especialmente en materia de salud y alimentación, afirmó ayer Unicef.

“Las vidas de los niños, niñas y adolescentes que se salvaron del terremoto están ahora amenazadas por enfermedades prevenibles sólo porque no tienen acceso al agua potable y a los servicios básicos de salud”, dijo la directora regional de Unicef para América Latina y el Caribe, Jean Gough.

La alta funcionaria del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia o Unicef explicó que a un mes ocurrido el terremoto “los servicios de salud siguen interrumpidos en gran medida en el suroeste de Haití”, donde fueron dañadas o destruidas unas 82 instalaciones” sanitarias.

La limitada capacidad de atención sanitaria presenta elevados riesgos para la salud, como la infección de heridas y el riesgo de tétanos, mientras que la falta de servicios de salud rutinarios ha aumentado el riesgo de muertes maternas y neonatales.

Asimismo, la capacidad de las autoridades sanitarias para prevenir, identificar y tratar la desnutrición también se ha visto debilitada por el terremoto.

“Mantener el acceso a la asistencia que salva vidas y reanudar los servicios de salud materno-infantil es una prioridad crítica de la respuesta de Unicef, incluyendo el tratamiento de los niños, niñas y adolescentes con desnutrición aguda”, dijo el ente de la ONU.

Así, el ente de la ONU “ha equipado con equipos médicos y medicamentos esenciales a 24 clínicas móviles que se desplegarán en las comunas remotas de los tres departamentos más afectados por el terremoto para proporcionar atención básica».

Además se han desplegado 8 clínicas móviles para proporcionar servicios integrados de salud y nutrición que apoyen la identificación y tratamiento de la desnutrición aguda.

Publicaciones Relacionadas