Miles de personas rodean los parlamentos autonómicos para reclamar “pan, trabajo y techo”

prot

Miles de personas convocadas por las diferentes plataformas de las Marchas de la Dignidad han rodeado este sábado varios parlamentos autonómicos para reclamar “pan, trabajo y techo” ya que consideran que estas cámaras legislativas son, “al igual que el Gobierno del Estado, cómplices y partícipes en las medidas de austeridad” y de “supresión de derechos y libertades”.

El Movimiento 22-M, que el 22 de marzo reunió a miles de personas en el centro de Madrid para pedir el fin de los recortes y la dimisión de Gobierno y denunciar una situación de “emergencia social”, había animado a los ciudadanos a protestar de esa manera en las 17 comunidades autónomas.

Las Marchas de la Dignidad han expresado su rechazo a los “recortes sociales”, la “supresión de derechos y libertades ciudadanas”, las privatizaciones en el sector público, la “represión” de las protestas ciudadanas, la corrupción política y empresarial, la reforma laboral y el pago de una deuda “ilegítima”.  Además, han defendido unas pensiones públicas “dignas”, el cuidado de las personas dependientes, el derecho a una renta básica y un empleo digno, el derecho a la vivienda, la sanidad y la educación, una justicia “gratuita y universal” y el aborto “libre y gratuito”.

En Sevilla, miles de personas han rodeado el Parlamento andaluz para expresar su descontento con los políticos y también han rechazado las políticas del Gobierno autonómico, ya que “no pueden decir que son de izquierdas y hacer políticas de derechas, siguiendo a la troika”.

En Santiago de Compostela, unas 2.000 personas han realizado una cadena humana alrededor del Parlamento de Galicia para manifestar que esta institución ya no les representa y reclamar que vuelva a ser “una herramienta al servicio de la ciudadanía”.