Miles de profesionales con diplomas colgados en pared

p10

Más de 30 mil profesionales son graduados cada año por las instituciones de educación superior del país, lo que se constituye en un problema para la mayoría de esos jóvenes que tienen que enganchar sus diplomas o llevarlos debajo de su brazo porque no encuentran un empleo en las áreas para las cuales estudiaron ya que el mercado laboral está saturado y muchas veces las carreras no responden a la demanda de los sectores productivos.

Según estadísticas ofrecidas por el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Mescyt), en el 2004 egresaron 31,158 profesionales, solo de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) se graduaron 8,054, en 2005 unos 32,746 y 41,114 en 2012.

Ese problema encontró la opinión de autoridades de universidades, de instituciones de educación técnico superior y técnico profesional.

Segunda ola de reforma. Para el expresidente de la Asociación Dominicana de Rectores de Universidades (Adru), Julio Amado Castaños Guzmán, no existe una correlación entre el mercado laboral y el número de egresados de las universidades.

“Hoy en día un título universitario no siempre conduce en ningún país a una plaza laboral, incluyendo en países desarrollados”, manifestó. Consideró que en el caso de la República Dominicana la situación es aún más difícil, ya que muchos títulos universitarios no tienen fortalezas suficientes frente al empleador, por su baja calidad.