Miles huyen ante avance incendios California

LOS ANGELES. AP. Un incendio forestal avivado por un viento incesante quemó cientos de casas-remolque, obligó a un hospital a mudar a algunos pacientes y forzó el desalojo de miles de residentes.

El incendio brotó a última hora del viernes en las colinas de Sylmar en el borde del Bosque Nacional Angeles y se extendió rápidamente por 26 kilómetros cuadrados (10 millas cuadradas) impulsado por los vientos de Santa Ana con ráfagas de hasta 122 kph (76 mph).  El alcalde Antonio Villaraigosa dijo el sábado que el incendio destruyó aproximadamente 500 casas móviles en las laderas sobre el Valle de San Fernando, pero nadie resultó lesionado allí. Imágenes del lugar transmitidas por helicópteros de televisoras mostraban filas de casas destruidas en sólo una subdivisión. 

Las cuadrillas de bomberos tuvieron que abandonar el parque de casas rodantes, donde el incendio se salió de control.  “Tenemos casi una devastación total aquí en el parque de casas móviles”, dijo el capitán de bomberos de Los Angeles Steve Ruda, al referirse al Oakridge Mobile Home Park. “Ni siquiera puedo leer los nombres de las calles debido a que las señalizaciones de éstas están fundidas”, agregó. 

En un centro para desalojados, la residente de Oakridge, Wendy Vannenberg, comentó que el parque tenía aproximadamente 600 viviendas, muchas de las cuales albergaban a ancianos. 

Funcionarios de bomberos señalaron que no había reporte de heridos. Lucretia Romero dijo que los bomberos llegaron a su casa y les dieron 10 minutos para desalojar el lugar.  “La vez anterior saqué todas las cosas de mis abuelos. 

La cifra

10,000 personas. Funcionarios calcularon que cerca de 10,000 personas viven en el área bajo desalojo obligatorio en las comunidades de Sylmar, Knollwood y Porter Ranch.  Aproximadamente 128 kilómetros  al noroeste, otro fuego de 7,2 kilómetros cuadrados en  Montecito, en Santa Bárbara, obligó la evacuación de más de 5,400 casas.