Miles palestinos protestan, Sharon invitado a Casa Blanca

http://hoy.com.do/image/article/217/460x390/0/AE74FB91-3290-4F00-A5D6-7E10C12487AD.jpeg

JERUSALEN (AFP).- Decenas de miles de palestinos manifestaron este sábado en Jenín (Cisjordania) en homenaje al líder espiritual del Hamas, jeque Ahmed Yassin, asesinado por Israel el lunes pasado, mientras el primer ministro israelí Ariel Sharon culminaba la semana obteniendo una invitación para reunirse con el presidente estadounidense George W. Bush.

La violencia se cobró otra víctima el sábado, cuando un niño palestino de seis años murió al ser alcanzado por disparos durante enfrentamientos entre palestinos y militares en el campamento de refugiados de Balata, en Naplusa (norte de Cisjordania).

En Jenín, cientos de hombres enmascarados disparaban al aire y contra retratos de Sharon y de su ministro de Defensa, Shaul Mofaz, durante la masiva manifestación en homenaje al jeque Yassin.

El líder del Hamas fue asesinado por un helicóptero de combate israelí que disparó tres misiles contra él cuando salía en su silla de ruedas de una mezquita de Gaza. Siete personas más murieron en ese ataque selectivo.

Miembros de los brazos armados de los grupos radicales del Hamas y la Yihad islámica participaron en la manifestación, al igual que miembros de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa, vinculados al movimiento Fatah del dirigente Yasser Arafat.

Activistas que llevaban réplicas en papel de cohetes de fabricación artesanal Qasam simularon un atentado contra un autobús israelí, al que rociaron de combustible y prendieron fuego.

En Naplusa, un niño palestino de seis años murió por un disparo durante los enfrentamientos que comenzaron cuando dos compañías de paracaidistas israelíes entraron en el campamento de refugiados de Balata en una operación destinada a capturar sospechosos, según fuentes concordantes.

Los testimonios obtenidos son contradictorios. Los palestinos afirmaron que el niño murió por un disparo israelí pero el ejército lo negó categóricamente, asegurando que fue víctima de una bala perdida disparada por un palestino.

Con su muerte, son 3.884 las víctimas mortales desde que comenzó la Intifada en septiembre de 2000, de los cuales 2.918 son palestinos y 896 israelíes.

Por su parte, Sharon fue invitado por el presidente estadounidense George W. Bush a reunirse con él después de que Estados Unidos vetara en el Consejo de Seguridad de la ONU una resolución que condenaba el asesinato del líder del Hamas.

La invitación para el 14 de abril culmina dos meses de esfuerzos diplomáticos israelíes para organizar un noveno encuentro en la Casa Blanca.

Sharon quiere que la administración estadounidense respalde su plan de separación de los palestinos, que prevé entre otras cosas evacuar varias colonias de la Franja de Gaza.

Los responsables de la administración Bush se mostraron hasta ahora reservados sobre este plan, recordando que el proceso de paz en Medio Oriente debe seguir las líneas trazadas por la Hoja de ruta, aunque hasta ahora este plan internacional no se haya aplicado.

En la Casa Blanca se oponen a un trazado unilateral de la frontera entre Israel y un futuro Estado palestino a través de la línea de separación actualmente construida por el gobierno israelí.