Miles protestan en EEUU víspera aniversario guerra

http://hoy.com.do/image/article/217/460x390/0/E5595E86-CE8C-4AFF-879E-357182FED299.jpeg

NUEVA YORK.- Decenas de manifestaciones pidiendo el fin de la ocupación norteamericana de Irak y otras a favor se celebrarán a lo largo y ancho de Estados Unidos este sábado coincidiendo con el primer aniversario de la guerra.

Europa se sumará igualmente a las protestas. Se espera que las manifestaciones más concurridas tengan lugar en España, Italia y Gran Bretaña, cuyos gobiernos respondieron positivamente al llamamiento del presidente George W. Bush para derrocar a Saddam Hussein pese a la amplia oposición interna.

Los organizadores norteamericanos esperan concentraciones numerosas en 200 ciudades del país, con Nueva York y San Francisco a la cabeza, aunque quizás las cifras no alcancen la espectacularidad de las manifestaciones previas a la guerra, que reunieron a más de 250.000 personas en Manhattan el 15 de febrero de 2003.

[b]Un aniversario opacado[/b]

El primer aniversario de la guerra y ocupación de Irak llega marcado de claroscuros para el Gobierno de Bush, que lucha por no quedarse atrapado en un proceso mucho más complejo y caro de lo que se había previsto.

A pesar de la rápida victoria militar estadounidense y de la captura en diciembre pasado de Sadam Husein, el creciente nivel de violencia, la muerte constante de soldados norteamericanos y el enorme costo económico representan un gran lastre para Bush.

Además, las armas de destrucción masiva que sirvieron para justificar la guerra siguen sin aparecer y el Gobierno de Washington apenas restablece las buenas relaciones con muchos de sus aliados, muy dañadas por el conflicto.

[b]Se agrieta coalición[/b]

La “coalición de los dispuestos” de Bush, formada por más de 30 países que contribuyen con fuerzas en Irak, parece estar perdiendo repentinamente parte de su voluntad.

Primero fue España la que dijo que se retiraba, luego Polonia amenazó con dejar Irak antes de lo previsto, y el viernes el ministro de Defensa de Corea del Sur anunció que no enviará sus soldados a Irak como habían requerido los comandantes estadounidenses. Indicó, sin embargo, que podría emplazarlos en cualquier otro sitio del país de Medio Oriente.

Probablemente la coalición no se está desmoronando, pero tampoco está consiguiendo la atracción política que el Pentágono había deseado.

[b]Las manifestaciones[/b]

En San Francisco, más de 600 manifestantes obstruyeron el tráfico este viernes, previo a las protestas planeadas para el sábado.

Con pancartas y grandes carteles, los manifestantes marcharon por el centro de la ciudad californiana, cantando consignas contra la ocupación estadounidense en Irak y contra las grandes corporaciones que se estarían beneficiando con ella.

“Health Care not Warfare” (Sistema de salud, no guerra) “Stop the corporate invasion of Iraq” (Terminar la invasión de las multinacionales en Irak), se podía leer en algunas de las pancartas.

Los manifestantes fueron contenidos por un nutrido contingente de policías antimotines frente a la sede de Bechtel, empresa constructora que obtuvo uno de los mayores contratos para la reconstrucción de Irak.

Varios activistas fueron maniatados con esposas de plástico y sacados del lugar, por bloquear la entrada a las oficinas de Bechtel en el centro de San Francisco, una de las ciudades más liberales y politizadas de Estados Unidos.

No se reportaron arrestos ni hechos de violencia en esta protesta.

“Esperamos igualmente a miles de personas en Nueva York, creemos que la jornada de acción mostrará el alcance del movimiento anti-guerra estadounidense”, dijo Bill Dobbs, portavoz de uno de los principales coordinadores de las manifestaciones, Unidos por la Paz y la Justicia.

“Las protestas del sábado llegan tras meses de revelaciones que defienden las tesis de los anti-belicistas de que la guerra en Irak era innecesaria e injustificada”, añadió.

“Habrá marchas desde Anchorage en Alaska a St. Petersburg en Florida, pasando por Crawford, Texas”, cerca de la hacienda de Bush, declaró por su parte un portavoz de la coalición pacifista ANSWER en Nueva York, Dustin Langley.

Los manifestantes volverán a esgrimir consignas como “Basta de ocupación colonial” y “Traigan a los soldados a casa ya”. Se prevé la llegada a Nueva York de decenas de autobuses, desde Vermont (noreste) a Carolina del Norte (sureste).

En Los Angeles se esperan menos participantes pero más famosos, con la presencia de varias estrellas de Hollywood, como Martin Sheen y Tim Robbins.

Por su parte, asociaciones de ex combatientes y grupos conservadores en Estados Unidos llamaron el sábado a contraprotestas.

El grupo ultra-conservador FreeRepublic.com llamó a realizar “reuniones patrióticas” para conmemorar el aniversario de la guerra, mientras en lugares como Fort Bragg (Carolina del Norte, este), por ejemplo, dos marchas opuestas debían marcar el primer aniversario del lanzamiento de la guerra en Irak.

En el discurso pronunciado este viernes en la Casa Blanca para conmemorar el primer aniversario, Bush insistió en que el deber de todo gobierno es sumarse a la guerra contra el terrorismo.

“Cualquier signo de debilidad o de retirada refrenda la violencia terrorista e invita a más violencia”, afirmó Bush, que este fin de semana estará en Orlando (Florida, sureste), en un acto electoral.

Los organizadores de las protestas piensan de otro modo y esperan ver reforzadas sus tesis tras los atentados de Madrid y las declaraciones del nuevo presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, que apuntan a una retirada de las tropas españolas de Irak al término de su misión, el 30 de junio.

“Los niveles de popularidad del presidente Bush están en caída libre desde hace más de un mes”, afirmó Dustin Langley, opinando que ello debería reflejarse en el número de manifestantes del sábado.