Miles vacacionaron en balnearios de Baní y San Cristóbal

http://hoy.com.do/image/article/303/460x390/0/DA7A9E55-D7B1-4D33-A950-3E68EA74A0F9.jpeg

POR CARMEN MATOS
BANI, Peravia.-
Miles de personas disfrutaron ayer de las bondades de la región sur del país en la playa Salinas, en Baní y del balneario La Toma de San Cristóbal, por motivo del feriado de Semana Santa, sin que hubiera reportes de accidentes graves.

Desde tempranas horas de la mañana las vías de tránsito hacia ambos pueblos lucían despejadas con una casi nula afluencia de vehículos, sin embargo llegada la tarde, el tránsito en las carreteras que conducen al sur del país aumentó en forma considerable como también la presencia de voluntarios de la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET) y de la Defensa Civil.

En la playa Salinas de Baní, que ayer recibió a más de un millar de bañistas se reportaron tres casos de intoxicación por ingesta de alcohol y un incidente con arma de fuego.

El coronel Roberto Pérez, de la Unidad de Bomberos que vigilaba la zona informó que el viernes una persona intentó bañarse en la playa El Derrumbao, clausurada por las autoridades que coordinan el operativo “Semana Santa por la Vida” y se resistió al llamado de atención llegando incluso a mostrar un arma de fuego, sin embargo el incidente no pasó a mayores consecuencias, ya que el bañista finalmente accedió a la solicitud de las autoridades de emergencia, pidiendo disculpas por su comportamiento.

En lo referente a los casos reportados de intoxicación por alcohol, uno se registró el pasado jueves y los otros dos el viernes, según informaron las autoridades de socorro que también dijeron que las atenciones médicas se limitaron a picaduras de erizos y cortaduras leves, “tampoco se reportaron riñas, ni accidentes de gravedad”, precisó Pérez.

Asimismo, el coronel Tejeda Ruiz, a quien periodistas de HOY se aproximaron mientras recorría la playa acompañado por el general Julio César Báez, jefe del Cuerpo de Bomberos de la provincia Peravia, explicó que hasta la tarde de ayer no se habían incautado armas de fuego, aunque no distinguió si esto se debió a que “o no se detectaron las armas, o fueron dejadas por sus dueños en los vehículos, ya que no se están mostrando armas de fuego en la playa”, dijo.

Varios bañistas que se trasladaron hacia la playa Salinas desde Santiago, San Cristóbal, Baní, la capital y otros puntos del país, expresaron que se sentían seguros ante el amplio despliegue de voluntarios del Departamento de Bomberos, Defensa Civil, Policía Nacional y Cruz Roja Dominicana.  

Por su parte, los vendedores ambulantes apostados en todo el perímetro de la playa calificaron las ventas como “regulares”, pese a la gran cantidad de personas que había en la playa.

La Toma, San Cristóbal

Por otra parte, el balneario de La Toma, que visitaron ayer cientos de personas, se mantuvo desde el jueves en estado “5 –5”, que significa “en perfectas condiciones”, según informaron miembros de la Defensa Civil, que se encontraban de guardia en el lugar. Reportaron que a excepción del caso de un niño a quien hubo que practicarle una cirugía menor debido a una caída, en el Centro Turístico La Toma no se presentó ningún tipo de eventualidad.

Agentes de la Policía Nacional estuvieron de acuerdo en que se mantuvo la normalidad debido a que se incautaron las armas de fuego a la entrada al lugar y sólo se permitió la ingesta de alcohol en envases de plástico.

Domingo Guillén, quien visitó ayer el referido balneario aseguró que “es de los del sur, uno de los más seguros”, razón por la que todos los años va junto a su familia.

De su lado, Raisa Selvio dijo preferir La Toma porque ofrece una mejor facilidad para trasladarse con niños y Andrés Hernández, quien se encontraba también allí junto a su familia, agregó que además de la seguridad para menores, las frescas aguas que caracterizan el balneario, son las razones que lo hacen su preferido.