Milton Ray Guevara cita impacto Tribunal Constitucional

Milton Ray, junto a Henry Mejía y a Servio Tulio Castaños Guzmán en el Ciclo de Conferencias Magistrale

Hasta la creación del Tribunal Constitucional, República Dominicana tenía “Constitución sin constitucionalismo”, sin embargo desde el inicio de esa alta corte el país inició un camino irreversible conectado a los derechos y valores constitucionales.
Así lo expresó anoche el presidente del Tribunal Constitucional, Milton Ray Guevara, en la conferencia “Justicia constitucional y desarrollo democrático”, en el inicio del ciclo de conferencias magistrales, que organiza el Ateneo Dominicano, que preside el Henry Mejía Oviedo, con el apoyo del Grupo Corripio, Senado de la República, el Banco popular, Data Crédito, IDAC y el Celtec.
Selvio Tulio Castaños, de de Finjus, presentó a Milton Ray Guevara.
“Un tribunal constitucional independiente conectado con los valores constitucionales de la dominicanidad, la justicia social y la lucha contra la pobreza, es heredero de las glorias de los trinitarios”, dijo.
Afirmó que también representa “el valor y entrega de los Padres de la Patria, de los Héroes de la Restauración, de los expedicionarios del 14 de junio de 1959, de los Héroes del 30 de mayo, de la Constitución de 1963, de la Revolución de Abril y de todos aquellos que han luchado por una Patria: grande, libre y soberana”.
Dijo que la creación de la alta corte en la Carta Magna de 2010, es el fruto de las aspiraciones y el desarrollo democrático del pueblo dominicano, al que calificó como legendario, generoso, indómito, bravío, imbatible y eterno.
“La justicia Constitucional constituye un mecanismo para asegurar la supremacía de la Constitución, siendo su medio de defensa por excelencia”, dijo Ray Guevara, al hacer un breve recuento de los orígenes y el impacto de las altas cortes.
Manifestó que la nación dominicana ha sido “un verdadero David del Caribe”, ya que ha podido insertarse en un movimiento histórico que busca que la Constitución no sea un simple pedazo de papel, “como proclamó Ferdinand Lassalle en 1862 ante una agrupación ciudadana de Berlín.
Consideró que la Constitución debe ser un documento vivo, de garantías ciudadanas y de sostén al Estado social, democrático y de derecho.
Refirió que en más de 2,500 sentencias el TC, ha establecido las raíces del impulso para desarrollar el constitucionalismo.
Sobre el desarrollo de la justicia constitucional en América Latina, refirió que inició en el siglo XIX, bajo la influencia del modelo norteamericano y que en República Dominicana, el TC inicia en 2010 y desde entonces ha contribuido a consolidar la cultura constitucional.
A Ray Guevara lo acompañó su esposa Johana Monagas, quien está embarazada y alumbrará en febrero próximo. La actividad contó con la presencia de personalidades de diversos ámbitos, entre estos el juez del Tribunal Superior Electoral (TSE) Marino Mendoza.