Mily Ajo, de flautista profesional a empresaria como gurú de la belleza

Mily Ajo, de flautista profesional a empresaria como gurú de la belleza

Mily Ajo


Estados Unidos.– Mily Ajo, músico de profesión (flautista, concertista), amante del arte y apasionada por los retos y los negocios.  Todo inició cuando fue a Medellín, Colombia, en 2012, ya que Colombia es uno de los países más avanzados hablando del mundo del Beauty & Health, así como en la famosa técnica del microblading, y es justo en donde aprendió todo sobre el negocio.


Comprendiendo el inmenso potencial y posibilidades que ofrece. Desarrolló una pasión por la estética y persiguió las habilidades con una gran cantidad de dedicación. También dio sus primeros pasos para convertirse en facialista y comenzó a desarrollar su experiencia en el mundo del cuidado de la piel.


“El microblading es uno de los negocios más rentables hablando de salud y belleza, pues es un emprendimiento que no tiene límites de crecimiento si utilizas tu creatividad, constancia y tienes objetivos claros, porque la gran ventaja de esta profesión es su alta rentabilidad y así tendrás tiempo disponible para prepararte en más técnicas y actualizaciones y seguir creciendo como profesional”, aseguró Mily.


La exmúsica decidió seguir una carrera en el campo de la belleza en los Estados Unidos y continuó sus esfuerzos para mejorar en estética. Pronto se convirtió en artista de pestañas en 2014 y también estudió electrólisis médica clínica.

Mily Ajo tenía una visión muy clara y había marcado sus metas como emprendedora con una claridad asombrosa.
Trabajó duro para crear su línea única de productos certificados dermatológicamente, Dermabless empresa que se constituyó en el 2015. Dermabless se especializa en brindar servicios faciales y de pestañas.

La empresaria reconoce que lanzar y ejecutar Dermabless sin problemas y con éxito fue uno de los mayores desafíos que enfrentó en los Estados Unidos, ya que es un país con muchas limitantes para cualquier inmigrante que llega con el sueño de poder ser alguien.


Entre sus anécdotas Mily confesó que era considerada una especie de forastera y tuvo que enfrentar muchos problemas debido a que estaba en el negocio en un país no nativo. Trabajando duro para superar la fuerte competencia y demostrar que su organización está considerada entre las mejores en el mercado.


Su proyecto fue certificado como Royal Artist hace unos meses. Este reconocimiento es considerado como una de las certificaciones más importantes para los artistas de microblanding.


La certificación Royal Artist se otorga a aquellos estudiantes que han completado su graduación en microblanding y han demostrado sus habilidades únicas en este campo. Después de calificar como artista de micropigmentación, cada estudiante debe demostrar su capacidad para realizar el trabajo a la perfección de manera constante durante doce meses, así que realmente no hay tiempo para bajar la guardia.


“Buscaba un cambio en mi trabajo, buscaba algo superior que fuera hiperrealista y natural, por eso decidí perfeccionar la técnica y lograrlo fue uno de los grandes objetivos porque nunca pensé que podría hacerlo. Pensé que era imposible porque hay que ser realmente bueno para poder alcanzar el nivel de perfección que exige la certificación”, reveló la empresaria de la belleza.