Minería y cemento deterioran calidad ambiental Pedernales

p2

La actividad minera y cementera en el entorno del puerto Cabo Rojo, en Pedernales ha dejado impactos negativos en esa zona, según demuestra un estudio de la firma Empaca, especialista en estudios ambientales.

A causa de la contaminación con desechos sólidos, visual, de las aguas marinas, terrestres, polvo, ruido y erosión de la playa, que generan estas industrias, el índice de calidad ambiental de esa franja costera ha sido catalogado como “malo”.

El estudio Evaluación de la Calidad Ambiental de la Franja del Litoral Pedernales-La Cueva señala como fuentes de deterioro los métodos de carga de los barcos tanto de la bauxita como de las rocas para la industria del cemento, también los acarreos desde las canteras y minas de extracción.

La firma explica que esos procesos inciden de manera significativa en la calidad del aire y del paisaje, además de aportes de material al fondo marino en el entorno del puerto.

La investigación describe que en la zona donde se encuentra el puerto existe alta contaminación de los suelos y del paisaje con desechos sólidos, contaminación visual del paisaje natural, contaminación de las aguas marinas y terrestres por residuos líquidos y desechos sólidos, que afecta la vegetación, producto del impacto de las actividades mineras y el transporte de minerales y agregados.