Mineros Sudáfrica insisten  pedir aumento salarios

MARIKANA, Sudáfrica. AFP.  Tres días después de la masacre en la mina sudafricana de Marikana, la empresa a cargo de su explotación, Lonmin, amenazó ayer  con despedir a los huelguistas que no retomen el trabajo el lunes, pero la mayoría de los mineros rechazó el ultimátum y sigue pidiendo un aumento de sueldo. 

 Diez personas, entre ellas dos policías, murieron entre el 10 y el 12 de agosto en enfrentamientos entre sindicatos, y el jueves la policía mató a 34 mineros e hirió a otros 78. El presidente, Jacob Zuma, anunció una semana de duelo nacional a partir del lunes en honor de las 44 víctimas de la mina de platino.   Tras la tragedia, este domingo la empresa británica Lonmin instó a los obreros a reanudar el trabajo el lunes. 

 “El ultimátum final ha sido aplazado hasta el lunes 20 tras los acontecimientos del jueves”, dijo Gillian Findlay, portavoz de Lonmin en un correo electrónico enviado a la AFP.  

Los trabajadores en huelga ilegal para reclamar aumentos salariales tienen “una última oportunidad de reanudar el trabajo o enfrentarse a un posible despido”, reza la misiva de la empresa.  

Al ser interrogados en la mañana del domingo por la AFP, los mineros parecían dispuestos en su mayoría a rechazar este ultimátum, mientras la dirección de la mina no acceda a sus reivindicaciones salariales.