Ministro de Hacienda señala que crisis china tiene positivo y negativo economía

27_08_2015 HOY_JUEVES_270815_ Economía1 E

El ministro de Hacienda, Simón Lizardo Mézquita, afirmó ayer en Bávaro, Higüey, que la reducción del precio del oro, como consecuencia de la crisis china, afectará al país desde el punto de vista fiscal, debido a que el Gobierno dejará de percibir entre 120 y 125 millones de dólares este año.

Expresó Lizardo Mézquita que el precio del oro ha ido cayendo y ahora se encuentra en US$1,050 la onza.

Señaló, sin embargo, que la crisis china tendrá un impacto positivo por la caída de los precios del petróleo, incidiendo en la balanza de pagos y la balanza comercial, lo que reducirá la transferencia corriente a la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE).

Recordó que la República es un importador neto de carburantes.
Indicó que hay que esperar la evolución de los hechos en las semanas venideras para determinar cómo incidió la crisis china y la baja de las materias primas, a fin de cuantificar su impacto en la economía.
Expresó que la República Dominicana es una economía pequeña, cuyo producto interno bruto (PIB) para este año es de US$63,000 millones, por lo que lo que ocurre en el ámbito internacional lo afecta directamente de manera positiva o negativa

Al hablar en la inauguración del “VI Seminario Anual Latinoamericano sobre Gestión de Tesorerías Públicas (Fotegal), que finaliza hoy en el hotel Meliá Caribe Tropical, el funcionario dijo que un aumento de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos encarecerá el costo del dinero. En la actividad participan 16 tesoreros de América Latina.

Expresó que para todos los países que están en el mercado global buscando instrumentos financieros el dinero se hará más caro, lo que afectaría la deuda futura del país.

En el foro hablaron, además, Alberto Perdomo, tesorero nacional; Adriana Arosteguiberry, tesorera de Uruguay; Mario Pessoa, subjefe de la División de Finanzas Públicas del Fondo Monetario Internacional (FMI); Carlos Pimenta, especialista principal de la División de Gestión Fiscal y Municipal del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y James Brumby, director de Práctica Global de Gobernabilidad del Banco Mundial.

Lizardo consideró que la Tesorería Nacional se ha convertido de una fábrica de cheques a una gerencia financiera del Gobierno.
Señaló que la implementación de la Cuenta Única del Tesoro ha logrado la centralización de recursos importantes de entidades del Gobierno central, descentralizadas y de la seguridad social.

Dijo que se ha afianzado en el sistema de pagos vía electrónica y se trabaja en lograr una planificación de caja que permita erogaciones de recursos en forma estratégica, de manera que la aplicación y uso de los fondos resulte lo más conveniente para las finanzas públicas. Se trabaja en el presupuesto de 2016, el cual será presentado para el próximo mes, informó.

No hay dinero para 5% salud

El director de Presupuesto, Luis Reyes, afirmó que no hay dinero para que el gobierno destine el 5% del producto interno bruto (PIB) pare el sector salud.

Consideró que sería una irresponsabilidad que se incluyera el 5% en el presupuesto del próximo año, debido a que la actual administración no se ha caracterizado por un ejercicio irresponsable de las finanzas públicas.

Explicó que destinar ese monto a salud significaría más de RD$75,000 millones.

Reconoció que es un sentir de la población que se mejore el presupuesto para salud, sino para otras instituciones. Expresó que un problema que enfrenta la República Dominicana es que tiene una presión tributaria de apenas un 13.5%.

Dijo que de los 549,000 millones del presupuesto de este año se destinan RD$120,000 millones a educación., RD$88,000 millones al pago de los intereses de la deuda, RD$20,000 a los poderes del Estado y más de RD$25,000 millones para pensiones de civiles y militares.

Por otro lado, Reyes espera que la caída del mercado de capitales en China provoque que los inversionistas en esa nación destinen esos recursos a comprar instrumentos de deuda. Eso podría compensar, a su juicio, una posible alza de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal.