Ministro de Salud recorre refugios y hospitales donde se albergan cientos de afectados por la tormenta Isaac

El Ministro de Salud Pública, doctor Freddy Hidalgo Núñez, recorrió diferentes refugios y hospitales del Distrito Nacional y la provincia San Cristóbal, para verificar como están operando y las  condiciones de higiene, con el objetivo de garantizar que tengan los medicamentos y  los servicios  necesarios  para el cuidado de las personas afectadas  a causa de la tormenta Isaac.

Hidalgo Núñez visitó un refugio en la iglesia Santidad Jehová,  en el sector Los Guandules, donde hay albergadas 53 personas, a  quienes les dispuso el suministro de agua potable para el consumo y las labores de higiene, y solicitó al personal médico  prestar especial atención a personas con padecimientos de presión, diabetes y otras enfermedades crónicas.

Dijo que lo más importante tras el paso de Isaac es evitar brotes de enfermedades como dengue, malaria, cólera, y otras. 

El titular de  Salud Pública, visitó también el Polideportivo José Francisco Peña Gómez, en Yaguate  provincia  San Cristóbal, donde se  refugian 72 personas, y esperan recibir a otras familias del sector Moscú.

El  ministro de Salud Pública dijo  que en los  albergues del barrio Moscú y  Yaguate las autoridades  provinciales de salud vacunan a los refugiados,  suministran medicamentos,  y les  asisten con médicos generales y epidemiólogos.

Según precisó el doctor Hidalgo Núñez, en los albergues   toman medidas de prevención como distribución de  cloro, insumos para el lavado de las manos,  colchas, sábanas, y orientan a los afectados sobre el manejo de las aguas y alimentos.

Hidalgo Núñez también visitó el Hospital Juan Pablo Pina y el Hospital Municipal de Yaguate, donde conversó con el personal a fin de orientarlos para que ofrezcan servicios de calidad a los comunitarios  de esas zonas.

El doctor Hidalgo dijo que el Ministerio de Salud se mantendrá trabajando desde su Sala de Situación, para garantizar que ningún ciudadano deje de recibir atención de calidad, por lo que redoblan los esfuerzos para que en refugios y hospitales no haya inconvenientes para atender debidamente a las personas.