Minume: una década forjando liderazgo en educación y valores..

juventud

El programa Modelo de las Naciones Unidas del Ministerio de Educación (Minume) ha logrado en tiempo récord involucrar a miles de estudiantes y docentes del país en el mundo de la diplomacia y el multilateralismo, con el propósito de elevar la calidad de la educación desde una perspectiva global.
En este espacio los jóvenes logran desarrollar al máximo sus habilidades de negociación, diplomacia, análisis, investigación y cómo hablar en público, entre otros aspectos.

Al participar en La Esquina Joven de Hoy, Enmanuel Santana, coordinador de la Unidad, explicó sobre el impacto que ha tenido esta iniciativa en las familias dominicanas, alejando a miles del acecho de la delincuencia y la criminalidad.

Intercambio internacional. El líder juvenil sostuvo que alrededor de 665 estudiantes sobresalientes de las escuelas públicas han participado en eventos internacionales de intercambio académico en Argentina, Estados Unidos, Francia, México y Venezuela.

En este lapso también han podido consolidar una cultura de evaluación y superación del estudiantado, que ha renovado el interés por el estudio, conocimiento y manejo de las nuevas ideas y temas internacionales y por los métodos de enseñanza-aprendizaje y de toma de decisiones.

“Sin dudas, el programa Modelo de las Naciones Unidas de la República Dominicana representa un magnifico referente mundial para que los Estados miembros de la ONU hagan posible los cambios sociales que demanda la comunidad internacional y para que en medio de tantos desafíos, podamos educar a nuestra niñez y juventud, permitiendo profundizar en la búsqueda de un nuevo modelo de vida”, precisó.

Santana expresó que en la iniciativa participan, no solo los centros públicos del nivel medio, sino también los privado.

Voluntarios. “Aquí hay un recurso generacional que debe ser tomado en cuenta”, recalcó. En el conversatorio interactuaron, además, los voluntarios Julia Ramírez, Luisanna Cruz Bonilla y Eddy Frank Vásquez, quienes contaron su experiencia y cómo esta plataforma académica incidió en su crecimiento profesional y personal.

Ramírez, oriunda de Arroyo Cano, San Juan, narró que su primera participación en uno de estos simulacros fue de manera improvisada en su pueblo natal y quedó desde entonces atrapada en el “mundo del debate de las ideas”.

Pasó por diferentes posiciones hasta convertirse en 2014, secretaria general.

Periodista de profesión, a ella participar en estas jornadas y poder transmitir los conocimientos le llena de satisfacción. “No sirve de nada el conocimiento si no lo compartimos”.

En tanto, Eddy Frank Vásquez asegura que antes de ingresar a los modelos era muy tímido y que esta experiencia le ha ayudado a ser un poco extrovertido.
Trabaja como manejador de proyectos juveniles en el Centro para el Desarrollo Agropecuario y Forestal (Cedaf).

De su lado, Luisanna Cruz Bonilla dijo que participó por primera vez en 2009 como delegada y que su sueño era llegar a ser la maestra de ceremonia del evento anual. Este deseo pudo verlo materializado en la versión 2015, cuando le concedieron el gran privilegio.

“He catalogado esta herramienta de modelo, de cumplimiento de sueños de dirección y liderazgo, porque ha permitido que muchos jóvenes alcancemos nuestras metas de crecimiento y superación”, contó.

La decisión de estudiar la carrera de Derecho también fue motivada por las vivencias en los modelos, ya que en 2011, con 16 años, se desempeñó como jueza de la Corte Internacional de Justicia y quedó fascinada.

En el conversatorio intervinieron, además Amilcar Marte, Alejandro Ventura Rosado y Luis Daniel de la Rosa, parte del equipo técnico y de apoyo del Minume.