Mis Buenos Días
Por los valores periodísticos

http://hoy.com.do/image/article/332/460x390/0/637B4079-38F7-4118-903B-125ED2D6838F.jpeg

POR RAFAEL MOLINA MORILLO
Les escribo a punto de viajar hacia la acogedora ciudad de San José de Costa Rica, donde la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) se reunirá con más de 100 personalidades de diversas especialidades de las Américas para discutir sobre la ética de la prensa en el siglo XXI.

Los periodistas no podemos negar que nuestro oficio, al igual que todas las actividades humanas, está contaminado con el virus de la corrupción. Así lo admití públicamente el mes pasado en mi discurso de toma de posesión como presidente de la SIP, en la ciudad de México, y así tenemos, lamentablemente, que aceptarlo, como primer paso para reencontrar el camino de la ética.

 La Conferencia Hemisférica sobre Valores Periodísticos en el Siglo XXI, que así se llamará el encuentro en Costa Rica, tiene como fin compartir experiencias disímiles sobre el papel de la prensa en la sociedad. En esta reunión participarán intelectuales, políticos, académicos y periodistas de todo el continente, incluyendo a los dominicanos Andrés L. Mateo y Federico Henríquez Gratereaux.

 Los participantes discutirán los temas que impactan a los profesionales de los medios, tales como la imparcialidad, la definición del papel de la prensa en las sociedades libres, represivas o en guerra; la independencia editorial y los conflictos de interés por relaciones con los anunciantes y/o el gobierno; las filtraciones y la protección de las fuentes; la búsqueda de la verdad y la exactitud, así como la privacidad de las figuras públicas.

 La lucha por el imperio de la ética en el periodismo no es fácil y no será corta. Pero hay que librarla sin descanso, a brazo partido. Y el público, primer beneficiario de estos esfuerzos periodísticos, tiene el deber de distinguir entre los buenos y los malos, a quién creer y a quién no, a quien premiar con su confianza y a quién castigar con su rechazo.

(r.molina@verizon.net.do)