Mis buenos días
Preocupación global

RAFAEL MOLINA MORILLO
No es la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) la única en preocuparse por la libertad de expresión. Otras instituciones, en diferentes partes del mundo y con objetivos diferentes, también luchan a brazo partido por el imperio de ese derecho humano.

Los presidentes de esas organizaciones se reúnen periódicamente para coordinar sus respectivos objetivos y campos de acción, y para ello constituyen el llamado Comité Coordinador Global de Organizaciones de Libertad de Prensa.

Como presidente de la SIP, estoy en Río de Janeiro, Brasil, reunido con los presidentes y demás autoridades de la Asociación Internacional de Radiodifusión, la Asociación Mundial de Periódicos, la Comisión Mundial de Libertad de Prensa, la Federación Internacional de Publicaciones de Prensa y el Instituto de Prensa Internacional. Al final emitiremos importantes resoluciones relacionadas con el tema.

El encuentro anterior tuvo lugar en Moscú, en junio pasado, y desde entonces han sido asesinados en América seis periodistas y otro está desaparecido, aparte de que en determinados países es altamente riesgoso el oficio periodístico. Cada zona del mundo expone, en estos encuentros, sus logros y sus retrocesos, pero el común denominador es la preocupación global por no haberse logrado todavía una prensa libre a nivel universal.

Sin una prensa libre –se ha dicho muchas veces- no puede haber democracia. Por ello, la libertad de prensa no es solamente un problema de los periodistas, sino de todos.

(r.molina@verizon.net.do)