Mis Buenos Días 
Puñalada trapera

POR RAFAEL MOLINA MORILLO
Al acostarse las palomas, cuando apenas les faltaban horas para terminar su mandato de cuatro años, los senadores aprovecharon las negruras de la madrugada de ayer para aprobar, como si fuera de contrabando, el proyecto de la isla artificial frente al malecón de Santo Domingo.

Si los senadores han hecho mal, peor lo ha hecho el Poder Ejecutivo. Su actitud solo puede calificarse de una burla vulgar, porque hace apenas muy poco tiempo, dos de sus voceros más calificados, muy cercanos al presidente Fernández, habían dicho y redicho que ya el gobierno no tenía interés en la isla artificial. Pero era mentira, y que nadie me venga a decir a mi que ellos no sabían que estaban mintiendo. ¿O ellos también fueron engañados?

Se especulaba ayer que los diputados conocerían en la madrugada de hoy el malhadado proyecto, para aprobarlo también al vapor y completar así el madrugonazo parlamentario que pasará a la historia como la mayor ignominia legislativa jamás vista en este país.

Me siento como si me hubieran perforado a puñaladas, no lo niego. Estoy mal herido. Decepcionado de los que están detentando el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo. Frustrado. Amargado. Sin ilusión y sin esperanzas. Porque de seguir así, a este país no lo salva nadie.

(r.molina@verizon.net.do).