MIS BUENOS DIAS
¿Qué hicieron con mi dinero?

RAFAEL MOLINA MORILLO
De los 478 millones de pesos que la Junta Central Electoral repartió entre los partidos políticos que participaron en las elecciones pasadas, habían algunos pesos míos, que el Estado me había quitado en impuestos. Y también había dinero suyo, amigo lector o amiga lectora, por la misma razón. De modo, pues, que tenemos derecho a que se nos diga en qué se empleó hasta el último centavo de esas fabulosas sumas que bien pudieron haber aliviado alguno de los graves problemas que padece el país.

Pero no. Jamás vamos a saber qué se hizo con ese dinero. Hace ya seis meses de las elecciones y sólo trece de los 24 partidos que concurrieron a los comicios han rendido informes financieros sobre el uso de ese dinero. Curiosamente, el partido que ganó la Presidencia de la República, el PLD, no ha dicho todavía qué hizo con los 83 millones de pesos que recibió.

Yo, personalmente, desconfío de los partidos. De todos. Se informa que el PRD rindió cuentas de los 171 millones recibidos, al igual que el PRSC de los 89 millones que le fueron asignados y entregados. Junto a otros nueve partidos menores, esas dos agrupaciones han rendido cuentas. Pero… ¿hasta dónde son confiables esas cuentas?

Yo, por lo pronto, no creo en ellas. Nadie me va a convencer de que todo ese dinero se manejó pulcramente. Lo mismo da, pues, que se rinda informe financiero o que no se rinda.

Lo que debe hacerse es cambiar la ley que dispone esa donaciónque en cada proceso comicial hace la Junta Central Electoral a los partidos políticos, supuestamente para apuntalar el buen funcionamiento de la democracia. Cada partido que se rasque con sus uñas. Pero que no nos quiten nuestro dinero, a los ciudadanos comunes, para regalárselo a los profesionales de la política, como estamos haciendo ahora.

r.molina@verizon.net.do