Mis Buenos Días
¡cojelo fiao!

Por RAFAEL MOLINA MORILLO
Tengo un amigo colombiano llamado Mario Tarud, periodista, por demás. Le conocí cuando vino a Santo Domingo a cubrir para su periódico de Barranquilla las incidencias del XII Foro de Ministros de Cultura de América Latina y el Caribe y desde el primer instante “hicimos liga”. Pero lo más curioso fue cuando descubrimos que él allá, en Colombia, y yo aquí, en Santo Domingo, escribíamos sendas columnas periodísticas con el mismo título: “Los Buenos Días”.

En uno de sus artículos narraba Mario que cuando llegó a este país lo primero que hizo fue buscar un diario para enterarse de las noticias del día. Pero llegado el momento de adquirir el periódico se recordó de que no tenía moneda dominicana y le comentó al vendedor que no podría comprarlo por falta de dinero local.

-“Si no tienes dinero, cógelo fiao”-, le dijo el pregonero. Mario quedó perplejo y ahí mismo quedó prisionero de todo su amor hacia lo dominicano, según me cuenta.

“Apenas conocía al interlocutor –recuerda- y ya contaba con su estimación en un acto de confianza y de reconocimiento. Los habitantes de la República Dominicana reflejan en cada uno de sus actos la naturaleza buena y alegre de una sociedad que cree en el valor de la convivencia y se identifica con el buen vivir”.

La verdad es que somos así, desprendidos y confiados, y por eso nos quieren los que nos visitan. Mario Tarud nos recuerda con frecuencia en los relatos de su columna colombiana “Los Buenos Días”, para los cuales le envío un cordial saludo de su tocaya dominicana.

(r.molina@codetel.net.do).