MIS BUENOS DÍAS
Fíjate bien antes de quejarte

RAFAEL MOLINA MORILLO
Si tienes comida en la nevera, ropa para cubrirte, un techo sobre la cabeza y un sitio donde dormir, eres más rico que el 75% de las personas en este mundo.

Si tienes dinero en el banco, en tu cartera y guardas cambio en un plato, vasija o algún otro sitio, estás entre el 8% de las personas con fortuna en el mundo.

Si te levantaste esta mañana con más salud que enfermedad, eres más bendito que el millón de personas que no sobrevivirán esta semana.

Si nunca has experimentado el peligro de la batalla, la soledad del encierro, la agonía de la tortura o las convulsiones de la hambruna, estás por encima de 500 millones de personas en el mundo.

Si puedes ir a un templo sin miedo a persecución, arresto, tortura o muerte, tienes más bendiciones que 3 billones de personas en el mundo.

Si tus padres aun viven y están casados, eres muy extraño.

Si mantienes en alto tu cabeza con una sonrisa en tu rostro y eres agradecido, tienes la bendición de hacerlo… ¡porque la mayoría puede y no lo hace!

Si puedes sostener la mano de alguien, abrazarlo y hasta tocarlo en el hombro, eres afortunado porque puedes ofrecer un toque sanador lleno de amor.

Si puedes leer esto has recibido una bendición doble, porque alguien pensó en ti y más aun, eres más bendito que millones de personas que ni siquiera saben leer.

Que tengas un buen día y por favor… cuenta tus bendiciones.  Pasa esto a cualquiera para recordarle cuán afortunados somos.  No es obligación hacerlo ni tampoco recibirás alguna “maldición” por dejar de enviarlo… la “mala suerte” no te perseguirá, pero ¿no te parece que ayudarías a muchos si lo haces?

(Contribuido por Yudelka Guillén Kunhardt)

——

r.Molina@verizon.com.do