Mis Buenos Días
¿Qué me habrá querido decir?

POR RAFAEL MOLINA MORILLO
Un lector me ha pedido que repita una columna que publiqué hace algunos años, sobre las “indirectas” que usamos para expresar algo que no nos atrevemos a decir “de frente”.

A todos nos ha pasado que muchas veces nos quedamos pensando qué nos habrán querido decir algunas personas cuando sospechamos que tienen alguna intención oculta en sus palabras. Cada caso tiene su explicación particular, pero hay situaciones específicas que podríamos llamar “clásicas”, en las cuales resulta fácil descifrar el mensaje oculto.

Por ejemplo, cuando el marido le pregunta a la mujer: “¿Te ayudo con la cena?”, lo que realmente significa es “¿Por qué la cena no está servida todavía?”. A continuación les brindo otras expresiones de esposos y esposas, con sus respectivos significados:

“Tomaría mucho tiempo explicarte como funciona ese aparato”, quiere decir: “No tengo la menor idea de cómo funciona”.

“Tu pelo está bonito así”, significa: “No puedo oir la televisión con el ruido que hace ese secador de pelo”.

“No estoy perdido, sé perfectamente dónde estamos”, equivale a: “Si no aparece pronto un cristiano a quién preguntarle, nos llevó el diablo”.

“¿Qué hice mal esta vez?”, significa: “¿Cómo me descubriste?”.

“Ese vestido te queda perfecto”, quiere decir: “Por favor, no te sigas probando más ropa y decídete de una vez”.

Podrían llenarse páginas enteras con expresiones de doble significado que solamente requieren un poco de experiencia para ser descifradas en su verdadera intención. Abra bien el oído, de ahora en adelante, si no quiere pasar con fichas.

(r.molina@codetel.net.do)