Mis ingrediente sinfalibles: sal, pimienta y amor

23_09_2016 HOY_VIERNES_230916_ ¡Vivir!1 C

Aunque hace 20 años el chef venezolano Marcos Sánchez entró a una cocina por azares del destino, lo hizo con paso firme. Quien comenzó su carrera como lavaplatos, hoy en día es el cerebro y corazón de la cocina del Renaissance Santo Domingo Jaragua Hotel & Casino.

“En mi carrera como cocinero tuve que hacer de todo: lavar pollos, limpiar pescado, luego fui escalando como asistente de cocina, hasta llegar aquí”.

Sánchez conversó con ¡Vivir! sobre su vida entre los fogones y la satisfacción que siente cada vez que tiene la oportunidad de conocer otras culturas gastronómicas y poder adaptar sus conocimientos a la producción alimenticia de diferentes países.
“Ya llevo poco más de dos años y he podido conocer y entender el mercado y la excelente gastronomía que hay en el país, lo que me hace crear propuestas cada vez más innovadoras”, comenta.

El romance con la cocina. El chef recuerda que el principio de todo fue la tradición familiar de pasar las vacaciones en casa de su abuela en las afueras de Caracas, donde la dinámica familiar era cocinar en equipo, “ahí surgió en mí esa pasión de querer cocinar”.

Luego de trabajar como cocinero en siete países, Sánchez ha desarrollado la habilidad de fusionar cocinas de diferentes lugares y explica que cada país es una cultura diferente y la mejor manera de acercarse es conociendo su cocina.

“La cocina te habla mucho de sus orígenes, de dónde viene, sus raíces, por lo que yo me evoco mucho eso, y conociendo su cultura yo desarrollo mi gastronomía.
Cabe destacar que las nuevas ideas y platos siempre deben surgir respetando la cultura y creencias de cada país”, dice.

Un plato y un ingrediente. El cocinero afirma que cada vez que está preparando un plato, ese es el mejor para él, y de los ingredientes dice que en su cocina no puede faltar: sal, pimienta y amor… “Pienso que para hacer buenos platos hay que ponerle mucho corazón, hay que hacerlo con amor, para hacer felices a los comensales”.

¿Qué opina de la cocina dominica? “¡Exquisita! Una mezcla de sabores, texturas y colores fascinantes, además se consiguen muchos productos de mar y tierra todo el año. Tiene muchos cocineros talentosos que -a mi juicio y sin ánimos de entrometerme- solo necesitan que el Estado y autoridades crean más en ellos, le ofrezcan más apoyo y los ayuden a hacer de sus gastronomía una marca país”.

Referencia. En la actualidad Marcos Sánchez es el chef ejecutivo del renovado hotel Jaragua. Ha tenido la suerte de desarrollar su carrera profesional en hoteles de clase mundial como son: Marriott, Meliá y ahora el Renaissance.