Mmm… ¡que sabrosa la fondue!

24_02_2017 HOY_VIERNES_240217_ ¡Vivir!6 C

La fondue es sin duda un plato especial para compartir entre amigos o familiares. Es una gran experiencia el hecho de reunirse alrededor de una mesa, colocar en el centro una olla de barro o hierro fundido (mucho mejor si consigue el típico caquelon u olla de fondue), llena de una diversidad de quesos derretidos e ir sumergiendo un trozo de pan con la ayuda de un pincho metálico de varias puntas para luego saborear esta delicia culinaria entre risas y uno que otro cuento. ¡Suena genial!
Pero la fondue, una receta originaria de Suiza, específicamente del norte de los Alpes y los macizos montañosos de Jura, no solo se elabora de queso. Al pasar de los años, esta rica preparación utilizada en un principio para combatir el frío, ha traspasado las fronteras suizas, haciéndose famosa en varios países del mundo y dando paso a la creación de numerosas variantes.
Hoy las hay de chocolate, blanco o negro, ideal para acompañar con frutas diversas; de aceite, perfecta para carnes; de caldos que va bien con trozos de vegetales, pescados, mariscos…
En algunos países, este plato es conocido por su uso para celebraciones tales como el Día de la Amistad.

Recetas

Fondue de queso

2 vasos de vino blanco seco
400 gramos de queso gruyère
400 gramos de queso emmental
2 cucharadas de jugo de limón
2 cucharadas de maicena
4 cucharadas de Kirsch o aguardiente
1/2 cucharadita de nuez moscada
1 diente de ajo
Pimienta
Pan y los acompañamientos que desee servir
Preparación. Frote el ajo dentro de la olla de fondue. Luego vierta el vino blanco y el jugo de limón en la olla y encienda el quemador. Deje que el vino y el jugo de limón se calienten, sin llegar a hervir. Acto seguido, diluya la maicena en una taza con un poco de vino y el Kirsch, reduzca el fuego y añada la mezcla, removiendo para que no queden grumos. Triture el queso y añádalo a la mezcla, sin dejar de remover. Después, con una cuchara de madera, mezcle bien, revolviendo con regularidad. Lleve la olla directamente a la mesa sobre su quemador para que mantenga el calor. Tras hacer la fondue de queso, sólo queda servir el pan y los acompañamientos.
Fondue de chocolate

1/2 libra de chocolate, troceado
1/2 barra de mantequilla
1/2 taza de nata líquida
1 cucharadita de extracto de vainilla
1/2 taza de cerezas
1/2 taza de fresas heladas
Preparación. Mezcle el chocolate, la mantequilla, la nata y la vainilla en una olla al baño María. Caliente cinco minutos, removiendo hasta que todo se funda. Pase a un recipiente de fondue caliente y sirva con las cerezas y las fresas para cubrirlas.

Fondue de carne roja

1 libra de carne troceada
3 dientes de ajo
Un par de hojas de laurel
Pimentón rojo
Pimienta negra molida al gusto
Tomillo fresco
Romero al gusto
Un poco de orégano
Vinagre
Aceite de oliva virgen
Sal
Preparación. Corte la carne en dados. Puede usar cualquier tipo de carne roja. Una vez la tenga troceada póngala en un recipiente y agregue un poco de pimentón dulce, tomillo, romero, orégano, los ajos, sal y pimienta al gusto. Ponga un chorro de vinagre y remueva para que la carne se impregne con todos los ingredientes. Coloque la carne en un recipiente o directamente en los pinchos. Luego agregue el aceite a la olla de fondue a fuego fuerte. Espere a que el aceite esté bien caliente, y coloque la carne, para dejarla cocinar. Puede comerla tal cual o mojarla en su salsa favorita.