Moisés se eleva del púlpito a taquillazo en los cines de Brasil

os-dez-mandamentos

Río de Janeiro. Una nueva adaptación de la historia bíblica de Moisés llega hoy a los cines de Brasil convertida de antemano en un éxito de taquilla sin precedentes, gracias en parte a la promoción que ha gozado desde los púlpitos de las iglesias.   El largometraje “Los Diez Mandamientos” es una versión de una telenovela homónima emitida a lo largo de 2015 por la televisión Record, que tuvo unas cuotas de audiencia formidables para esta cadena y en su momento cumbre llegó a congregar a 144 millones de espectadores ante la pequeña pantalla.

La cinta se proyecta a partir de este jueves en cerca de mil salas, un tercio de las que existen en Brasil, lo que la sitúa como el mejor estreno de una película nacional y con una difusión equiparable al de grandes producciones de Hollywood.   Pero lo que ha sorprendido a los distribuidores ha sido las dimensiones bíblicas que ha alcanzado la venta anticipada de entradas.

Hasta este miércoles, la víspera del estreno, “Los Diez Mandamientos” había vendido cerca de 2,5 millones de entradas, según informó a Efe la empresa distribuidora, París Filmes.   A modo de comparación, la séptima entrega de Star Wars, la película más taquillera de los últimos meses, colocó en el mercado cerca de 300.000 boletos antes de su estreno.   La explicación a esta fiebre por la historia bíblica se explica en parte por el propio éxito de la telenovela, que incluso llegó a cometer el “sacrilegio” de superar en audiencia a Globo, la eterna líder de la televisión brasileña.

Pero también colaboró de forma decisiva la intensa promoción que realizaron desde el púlpito los pastores de la iglesia Universal del Reino de Dios, cuyo fundador, Edir Macedo, también es el dueño de la televisión Record.   La iglesia Universal reconoció que ha promocionado el filme de forma directa entre sus fieles y a través de sus grupos de voluntarios y sus proyectos benéficos en todo Brasil.   No obstante, negó que la institución evangélica haya comprado entradas para distribuirlas entre sus fieles o que haya “ordenado” a los feligreses acudir al cine en masa, como sostienen algunos medios locales.

Un concejal de la ciudad de Recife, Alfredo Santana, que también es pastor de la iglesia Universal, fue visto la semana pasada distribuyendo entradas en la calle a montones.   Santana, que es miembro del Partido Republicano Brasileño (PRB), una formación evangélica vinculada a la Universal, también se ha dejado fotografiar en actos públicos con una camiseta de la película.   En esa misma ciudad, la capital de Pernambuco (noreste), un cine informó de que vendió 22.700 entradas a un único comprador anónimo, según informaciones publicadas por la web de noticias Uol.   La Universal explicó, a través de un comunicado, que su apoyo al filme se explica porque la película “promueve la evangelización, al tratar los valores bíblicos con respeto”.

Esa visión no es compartida por todos los religiosos y algunos han cuestionado públicamente las libertades que se toma el guión y la invención de numerosos personajes que han sido necesarios para alargar la trama de la primera temporada de la telenovela hasta los 175 capítulos.   Uno de los personajes creados por la autora Vivian de Oliveira, que no aparece en el Antiguo Testamento, es la principal villana del folletín, Yunet.

Yunet es una pérfida dama de la corte egipcia a la que no le tiembla el pulso para cometer asesinatos, provocar abortos o tejer intrigas con las que acaba siendo responsable directa o indirecta de todos los males y castigos que soporta el pueblo hebreo.   La versión cinematográfica es un resumen de la telenovela, a la que se han agregado escenas inéditas y un final diferente al de la serie televisiva que, según los productores, servirá de enlace para la segunda temporada, que se estrenará en marzo.   La telenovela, que se grabó en el desierto de Atacama, ya se está emitiendo en Chile y en Portugal y próximamente llegará a la República Dominicana y a Estados Unidos, según dijo un portavoz de Record.