Molestia en rodilla impidió al Cardenal celebrar Misa Crismal; la preside Amancio Escapa

Misa

El obispo auxiliar de Santo Domingo, Monseñor Amancio Escapa, presidió hoy la “Misa Crismal” en la Catedral Primada de América, en la que los curas renuevan sus promesas sacerdotales y además se bendicen los santos óleos de los enfermos y catecúmenos.

Es tradicional que sea el arzobispo metropolitano, el cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, quien celebre el oficio religioso, pero por una dificultad en una rodilla, el prelado católico no pudo encabezar la Eucaristía.

“Nuestro cardenal en la dos últimas ocasiones ha estado ausente por enfermedad, en estos momentos no es nada preocupante, pero tiene una pequeña dificultad que por lo extenso de la celebración no puede estar de pie, por la rodilla”, manifestó Escapa ante la feligresía.

Concelebraron junto con Escapa, el obispo auxiliar, Monseñor Víctor Masalles y el padre Gerardo Ramírez, enlace entre el Poder Ejecutivo y la Iglesia Católica.

Sobre el Jueves Santo. Según la enseñanza católica, este Jueves Santo se conmemora la institución de los sacramentos de la Eucaristía y del Orden Sacerdotal.

En la Misa Crismal están presentes, además, consagradas y representantes de las diferentes zonas pastorales que conforman la Arquidiócesis de Santo Domingo.

Con la ceremonia del Jueves Santo se conmemora la Última Cena y la oración de Cristo en el huerto de Getsemaní, que estuvo sucedida por su arresto, crucifixión y posterior resurrección al Tercer Día según las Sagradas Escrituras.