Molina critica proyecto castigaría
medios usen imágenes sangrientas

http://hoy.com.do/image/article/303/460x390/0/59FC6B02-E700-4E3B-B9DA-0334D7227B8C.jpeg

POR ODALIS MEJIA
El presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Rafael Molina Morillo, calificó ayer como un anacronismo y un desatino jurídico sin precedentes el proyecto de ley del diputado Demóstenes Martínez que busca sancionar con multas de RD$100,000 a los medios de comunicación que presenten imágenes sangrientas o cadáveres.

Dijo que el hecho de que un legislador, que además dice ser periodista, proponga una ley para criminalizar un ejercicio de la comunicación social representa un retroceso institucional para el país.

Molina Morillo señaló que aunque ciertamente la publicación y difusión de imágenes sangrientas o cadáveres constituyen un acto de mal gusto y contrario a la ética periodística, corresponde a cada medio de comunicación y al periodista de manera individualmente trazar sus límites los cuales serán juzgados y valorados por el  público que constituyen los destinatarios de la noticia.

 “La más justa sanción a actos contra el buen gusto y el respeto ciudadano lo impone el destinatario de la noticia”, expresó el presidente de la SIP.

Martínez, quien es diputado por Santiago, defendió el proyecto de ley, alegando que con este busca proteger a las familias de las víctimas de hechos sangrientos.

Justificó el sometimiento de la pieza legislativa indicando que cuando fueron bombardeadas las torres gemelas, en Nueva York, no fue expuesto ninguno de los  cadáveres de las víctimas.

Manifestó que lo que se busca es evitar que se presenten los muertos cuando el caso ocurra violentamente como por ejemplo los homicidios, suicidios o por catástrofes naturales como la riada de Jimaní, en el que se difundieron niños y mujeres con lesiones severas.

El legislador rechazó que el proyecto de ley sea una censura a la prensa y que los medios de comunicación están en el derecho de acceso a la información, pero que hay que regular la difusión de las escenas violentas.