Mónaco Beatrice Borromeo, una nueva belleza entre los Grimaldi

22_07_2015 HOY_MIERCOLES_220715_ Rostros5 D

Mónaco se prepara para la ceremonia civil del próximo 25 de julio de una manera sobria, pero sin renunciar al glamour del que siempre hace gala el principado y la familia Grimaldi.

El enlace religioso está previsto para el próximo 1 de agosto, en un enclave muy querido y especial para la novia, las islas Borromeas, que se hallan situadas en el lago Maggiore, en el norte de Italia, y que pertenecen a su familia.

La pareja sigue así la tradición familiar y se casa en el mismo lugar que eligieron las tres hermanas de Beatrice, Lavinia, Isabella y Matilda. Su único hermano, Carlo, se casó en la isla siciliana de Pantelleria, un enclave vinculado a la familia de su esposa.

Rubia y de profundos ojos azules, la joven pertenece a la aristocracia italiana, pues es hija del conde de Arona, Carlo Ferdinando Borromeo y de la condesa Donna Paola Marzoto.

Su padre, Carlo Ferdinando, ha tenido cinco hijos con dos mujeres: tres con la modelo alemana Marion Zota y dos (Carlo y Beatrice), con Paola Marzotto.

Dos licenciaturas. Beatrice se licenció en Derecho y Economía en la Universidad Bocconi (Italia), donde coincidió con Pierre, licenciado también en los mismos grados. Desde entonces, sus caminos no se han separado.

La joven de 29 años (dos años mayor que su futuro esposo), también es licenciada en periodismo por la Universidad de Columbia (Estados Unidos), profesión a la que se dedica desde hace varios años, trabajando para varios periódicos y para la televisión.

El mundo de la moda tampoco le es ajeno, pues con 15 años empezó a participar en desfiles de grandes firmas como Chanel, Versace o Roberto Cavalli.

Sus apariciones en el Baile de la Rosa de Mónaco o en la boda de Alberto de Mónaco y Charlene con vestidos de Armani han sido siempre muy comentadas por su elegancia y estilo a la hora de seleccionar sus complementos.

Muy activa en la red social Twitter, no hace mucho que en ella se preguntaba: “¿Y nosotros, cuándo saldremos del medievo?”, en su tuit en relación a la legalización del matrimonio homosexual en Italia y la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos de reconocerlo como derecho constitucional.

Un comentario que dice mucho de su activismo en causas sociales y que la alejan de convencionalismo de jóvenes de su posición. Quien la conoce la describe como una mujer decidida, entusiasta y con los pies en la tierra.