Monseñor Agripino enfrentó diverticulitis durante el último año

Monseñor Agripino enfrentó diverticulitis durante el último año

Monseñor Agripino Núñez Collado falleció a la edad de 89 años.

Monseñor Agripino Núñez Collado, quien falleció a la edad de 89 años, unía a su preparación intelectual un reconocido espíritu de servicio, humildad, solidaridad y modestia que contrastaba con la influencia que ejercía en amplias esferas oficiales, empresariales y entre el liderazgo político y social.

La comunidad ha recibido con sorpresa la noticia de su deceso, pues hace apenas dos meses celebró con vigor y aplaudido entusiasmo la puesta en circulación del segundo tomo de sus memorias. Recibiendo saludos, y al pronunciar sus palabras, destilaba admirable vitalidad e hizo impresionante gala de lucidez mental y coherencia. Al otro día siguió este patrón en la presentación en Santiago.

Pocos sabían que en el último año monseñor enfrentaba diverticulitis. Era un temperamento inquieto que detestaba el ocio. Pero muchas veces interrumpió la escritura de su autobiografía para viajar a chequeos médicos o consultar a sus doctores locales. Estuvo ingresado en hospitales de Estados Unidos y en el HOMS, de Santiago.

Pero estos internamientos solo afectaban su movilidad, por los días en cama. Se auxiliaba ocasionalmente de un bastón, y nada lo detenía.

En diciembre recibió amigos cercanos y felicitó para Navidad y Año Nuevo. A principios de enero, estando interno, los llamó para decirles que le habían practicado colonoendoscopía y que, al fin, habían encontrado el origen de su problema.

Leer más: ¿Quién fue monseñor Agripino Núñez Collado?

Padecía diverticulitis

Sin embargo, él, que nunca se comportó presintiendo un desenlace, reunió a sus hermanos la víspera de la cirugía para agradecerles la vida compartida y comunicarles sus deseos postreros. Pero superó la operación.

Momentos cruciales

En tres momentos de este infausto enero se comentaron su fortaleza y su aferramiento a la vida: cuando lo atacó la covid 19, al desistir los médicos de entubarlo en la unidad de cuidados intensivos y al rebasar la cirugía. Su resistencia y entereza eran obvias, pero no estaba apegado al mundo terrenal, vivía el día a día sujeto a los designios de la Divina Providencia. La enfermedad no lo amilanaba, no temía a la muerte. Una consigna de su vida y de sus actos era no tener miedo.

Estudios y servicios

Agripino nació en La Galeta, municipio de Sabana Iglesia, el nueve de septiembre de 1932. Hijo de Efraín Núñez Núñez y de Ozema Collado. Era el mayor de 11 hermanos: José, Cristina, Juan, Marina, Guillermo, Antonia, Ramón, Dulce María, Jesús y Martín. Realizó estudios primarios en la escuela rural de su comarca y de ahí pasó a Los Ranchos de Babosico donde concluyó el octavo grado. Educado en la fe, principios cristianos y la devoción a la Virgen, se sintió llamado para el sacerdocio y en 1948 ingresó al Seminario Santo Tomás de Aquino.

Entre 1957 y 1961 estudió Teología y Derecho Canónico en la Pontificia Universidad de Salamanca y en el Pontificio Colegio Pio Latino y fue el primer latinoamericano en ser vicerrector del Colegio Hispanoamericano, residencia de seminaristas hispanos y españoles. Fue ordenado sacerdote y ofició su primera misa en la catedral de Zamora, el 19 de marzo de 1959.

Regresó al país en noviembre de 1960 a solidarizarse con sus compañeros perseguidos por la dictadura. Fue acosado y tildado de “comunista”.

En 1961 fue designado director de la Obra de las Vocaciones Sacerdotales; párroco de la Iglesia Santa Ana, de Navarrete, y en 1962, primer rector del Seminario San Pío X.

Monseñor Agripino Núñez, que se había recibido de licenciado en Filosofía en la Universidad de Santo Domingo, fue nombrado en 1963 párroco de la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, de Licey al Medio, y vicerrector de la Universidad Católica Madre y Maestra. Era profesor de Derecho Canónico e Historia de la Filosofía.

Creó en 1964 el Programa de Crédito Educativo, una de sus mayores satisfacciones porque permitía ingresar a la Universidad a estudiantes sin recursos económicos, pero talentosos.

Rector

El 18 de febrero de 1970 fue designado rector de la Universidad por disposición del Episcopado Dominicano, posición que ocupó hasta el 15 de enero de 2015, cuando se retiró.

El monseñor Núñez presidió la Fundación Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra y el Consejo Económico y Social, CES, órgano del Poder Ejecutivo “para la construcción y el fortalecimiento de la paz social”.

Realizó estudios de maestría y diplomado en Planificación, Educación y Administración Pública en la Universidad de Puerto Rico; diplomado en Computación para Rectores, en Caracas, Venezuela, y en Liderazgo Educativo para Rectores Universitarios en Harvard y en Cambridge, Massachussets.

En 52 años de su rectoría, la UCMM, titulada Pontificia por la Santa Sede en 1997, se extendió a Santo Domingo, Puerto Plata, Bonao, capacitó profesores, creó nuevas carreras, se incorporó a la tecnología, acreditó su excelencia, aumentó su estudiantado.

El mediador

Desde 1985, cuando se celebró el primer diálogo tripartito en Jarabacoa, monseñor estuvo presente en toda situación de tirantez entre gobiernos, patronos, trabajadores, gremios, sectores económicos, sociales, políticos. Solicitaron que continuara en la PUCMM con la moderación de la Iglesia.

La Conferencia del Episcopado Dominicano lo designó su representante. Múltiples crisis nacionales lo tuvieron mediando y encontrando soluciones.

Su última labor conciliadora fue como presidente del CES a raíz de la suspensión de las elecciones del 16 de febrero de 2020, a solicitud de partidos mayoritarios.

Tomando en cuenta la edad a la que murió su padre, 112 años, muchos pensaron que monseñor heredaría tan espléndida longevidad. Pero don Efraín no padecía los problemas de salud que enfrentaba su primogénito.

Guardia de Honor y una misa

De acuerdo a lo informado por la Iglesia Católica, los restos de monseñor estarán expuestos hoy lunes, a partir de las 9:00 de la mañana, en el edificio Multiuso del campus universitario de Santiago.

En tanto, a las 3:00 de la tarde, tendrá lugar una misa de cuerpo presente. Los asistentes deberán usar mascarillas, como indica el protocolo.

Durante su gestión en la rectoría de la PUCMM, esta primera universidad privada del país se convirtió en referente de educación superior y en una de las más valoradas de Latinoamérica.

Publicaciones Relacionadas