Monseñor Nouel necesita empleos y mejores servicios

23_02_2017 HOY_JUEVES_230217_ El País6-7 A

El cierre casi total de las empresas de zona franca y el cese temporal de las operaciones de la minera Falcombridge le dieron un golpe mortal a la economía de la provincia Monseñor Nouel, por lo que la falta de empleos se ha convertido en su principal problema.
Las empresas instaladas en el parque de zona franca aportaban 7,000 puestos de trabajos, cifra que se redujo a 300 porque solo queda una empresa abierta.
Esa situación ha repercutido en el comercio y en otros sectores productivos, por lo que el Consejo de Desarrollo de la Provincia Monseñor Nouel espera que el Gobierno reconstruya lo más pronto posible el parque industrial a fin de incentivar la apertura de nuevas textileras.
En cuanto a Falcondo, en el reinicio de sus operaciones aporta alrededor de 800 empleos.
Esas ideas fueron expuestas en el Almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio por los integrantes del referido Consejo: el senador Félix Nova, la gobernadora Mirian Abreu, Pedro Romero Confesor, Filiberto Martínez, Rafael Montero y Miguel Ángel Genao.
En el encuentro explicaron que, pese a las dificultades, existe la voluntad generalizada de empujar iniciativas que contribuyan con el desarrollo de la provincia.
Una de esas es el salto hacia el ecoturismo, para que la economía local no dependa únicamente de la actividad minera, que tiene sus altibajos y sus recursos no son renovables.
Ideas en común. Miguel Ángel Genao, presidente de la Cámara de Comercio, explicó que la provincia tiene una extensión de 992 kilómetros cuadrados y depende básicamente de la minería y la agropecuaria.
En ese sentido dijo que aunque los cierres temporales de Falcondo afectaron la economía, el hallazgo en Maimón de otro yacimiento de zinc, oro y plata, de la empresa Cormidon, dinamizará la actividad comercial en la zona.
“Aunque hablamos de agricultura y la gran producción de arroz y cacao, no es menos cierto que tenemos poco terreno, por lo que no somos autosuficientes en esas áreas”.
En cuanto al municipio de Bonao, “tenemos todas las condiciones para desarrollarnos, para progresar en el ámbito cultural, ecoturístico; y en el área empresarial su ubicación es un privilegio porque estamos a una hora de Santo Domingo y Santiago”.
Rafael Montero, director del Centro Regional Universitario UASD-Bonao, afirmó que la provincia tiene grandes potencialidades para la explotación turística, debido a la riqueza de sus recursos naturales.
“Cada bonaense debe ser un promotor turístico para que en el país y en el extranjero se conozcan los atractivos de la zona”.
La posición más optimista la tiene la gobernadora Mirian Abreu, al estimar que la provincia está en su mejor momento.
“Y una muestra es que nosotros representamos a muchas personas que están empeñadas por el pleno desarrollo de la provincia Monseñor Nouel, a través del Plan Estratégico de Desarrollo.
“En Bonao tenemos, para ofrecer turismo de montaña, dos presas en las que se hacen competencias acuáticas, y se hacen ingentes esfuerzos con el Gobierno para generar las ofertas de empleo que necesitamos”.
Al hacer esas afirmaciones la funcionaria expresó que Monseñor Nouel está listo, esperando a los inversionistas, y con conciencia clara de que todos deben aportar para el desarrollo, sin banderías políticas ni protagonismos.
Pedro Romero Confesor, presidente de la Asociación Bonao de Ahorros y Préstamos, expresó que a pesar de las dificultades, del cierre de negocios producto del debilitamiento de la economía, se siente un renacer de la actividad económica.
“Si la zona franca se pone a funcionar por completo, con los buenos auspicios del movimiento minero que hay en la provincia, yo creo que estaríamos cada vez mejor. Y yo noto que en Bonao se progresa”.
Problemas con servicios sanitarios. El senador Félix Nova dio detalles de dos problemas sanitarios que afectan, principalmente al municipio de Bonao: el deficiente servicio del hospital provincial, y la falta de un sistema de alcantarillado sanitario.
El hospital Doctor Pedro de Marchena fue construido en la década de 1940, para una población de 20,000 habitantes. Esa infraestructura resulta insuficiente para la población actual, que alcanza las 190,000 personas, afirmó el legislador al reclamar la atención urgente del Gobierno “porque estamos sin hospital”.
Sobre el alcantarillado pluvial y sanitario afirmó que son obras muy costosas, que sobrepasan los mil millones de pesos, pero que son sumamente prioritarias.
También demandan la construcción de la carretera que comunica con Arroyo Toro, que es la zona de mayor producción de cacao.
Con relación al área agrícola el legislador denunció que el Ministerio de Agricultura no ofrece asistencia a los pequeños productores, pues en la provincia no hay un solo tractor que preste servicio a los campesinos de escasos recursos para que puedan labrar la tierra.