Monseñor Ozoria cuestiona abandono residentes bateyes

http://hoy.com.do/image/article/835/460x390/0/52602543-D8E9-47BA-BC2B-568DC8CE7A48.jpeg

San Pedro de Macorís. El obispo de la diócesis de San Pedro de Macorís, monseñor Francisco Ozoria Acosta, consideró preocupante la situación de los bateyes de la zona, ya que existen muchas precariedades  y pobreza.

De acuerdo con sus declaraciones, la  gente no tiene recursos económicos para  subsistir, sobre todo después que el Estado dominicano privatizó la industria de la caña.

Pese a ser el responsable directo de esa situación, destacó el obispo, el Gobierno central se desentiende de la realidad que se vive en las zonas bateyanas.

Para el obispo se hace necesario, inminente, que las autoridades intervengan para que los cientos de ciudadanos residentes en los bateyes mejoren sus condiciones de vida.

Ozoria expresó que, aunque  muchos  de esos bateyes se encuentran bajo la responsabilidad  de instituciones privadas,  debe haber una atención humanitaria, ya que en esos lugares viven   dominicanos y haitianos que laboran para esas empresas.

Abogó por un trato humano para esos trabajadores, ya que no tienen  servicios de salud, educación, ni un transporte digno que no sea carretas.

En los bateyes la mayoría de la población es de ascendencia haitiana, dada la contratación de braceros haitianos para el corte de la caña.

LAS CLAVES
1.  Servicios

En los bateyes son precarios, por no decir inexistentes, los servicios de salud y de educación.
2.  Ciudadanos
Dominicanos de ascendencia haitiana heredan las condiciones de miseria que vivieron sus padres.
 3.  Abandono
Los  empleos son escasos.