Moradores cordillera Central forman una cadena humana

P2

Cordillera Central.-
Agarrados de las manos a la orilla de la carretera Padre Las Casas-Constanza y vistiendo sus mejores galas, los moradores de la cordillera Central formaron una cadena humana para reclamar al Gobierno el arreglo de esa vía, que colapsó con las lluvias de septiembre del año pasado y aún no ha sido reparada.
“Seis meses de olvido y de desatención son más que suficientes; ya está bueno”, proclamó Glenys Delgado, residente en la comunidad montañosa El Tetero.
Los habitantes de la zona también pidieron la construcción de escuelas en las comunidades El Gramazo, Vallecito, Los Rodríguez, Majaguita, Gajo de Monte, El Chocho y El Limón, y la reparación y ampliación del liceo del distrito municipal de Las Lagunas, deteriorado y desbordado por la cantidad de alumnos.
“No queremos seguir siendo invisibles para el Gobierno ni para la sociedad”, dijo Delgado.
Aseguró que por el deterioro de la vía, más de veinte comunidades se mantienen semi paralizadas y han ocurrido seis accidentes. “Tenemos dificultad para bajar las cosechas, para trasladar a los enfermos, para que lleguen los maestros y los médicos y para que nuestros hijos vayan a la escuela”, puntualizó.
“Un día –añadió- vimos morir a Lucilo Delgado, residente en la comunidad Gajo de Monte, quien, tras resultar herido, no pudo ser trasladado al hospital, por las condiciones del camino”. El Instituto de Recursos Hidráulicos (Indrhi) se comprometió a continuar la reparación de la vía, a través de la hidroeléctrica Los Toros, que funciona en la comunidad de Vallecito, pero hasta el momento los equipos no se han movido por falta de recursos.

Altagracia Fulcar, promotora de salud, reveló que en febrero hubo un brote de cólera en los parajes Botoncillo y Gajo de Monte.