Moradores de Cristo Rey dicen que Mi País Seguro funciona

Moradores de Cristo Rey dicen que  Mi País Seguro funciona

Sin embargo, varios lugareños denunciaron algunos casos de abuso policial en la zona

Residentes del sector Cristo Rey afirmaron ayer que se sienten más seguros debido a que la delincuencia está más aplacada en esa zona, desde la implementación del programa “Mi País Seguro” iniciado en esta comunidad a principios del mes con miras a extenderse a nivel nacional. Sin embargo, reportaron varios abusos policiales.

La mayoría de los entrevistados aseguraron que la Policía está “trabajando” y que se mantiene patrullando en la zona todo el día. En cambios algunos expresaron que el patrullaje es insuficiente.

El motorista Jonathan Alcántara expresó que siente que la delincuencia ha bajado en la calle donde vive y trabaja y cree que la causa es el patrulleo policial.

Asimismo, José Hernández, quien trabaja en la calle 40 del referido sector, manifestó que “ahora mismo la Policía está trabajando, en el sentido de que están dando vuelta en la zona y la delincuencia ni sube ni baja”.

También Cristino Díaz indicó que en ese sector hay más seguridad y tranquilidad. Igualmente, la joven Enderli Camil dijo que siempre ve a la Policía haciendo su trabajo y que siente que la situación está diferente.

Otra persona que se siente más segura es la vendedora de comida, Margarita Cabrera. Ella sostuvo que la delincuencia está “medio controlada” y que la Policía patrulla el día entero por la calle en que trabaja.

Entre las calles que fueron recorridas en este sector estuvo la 36, donde los lugareños indicaron que antes del plan piloto de seguridad todos los delincuentes de esa zona fueron apresados, por lo cual el lugar suele estar calmado.

Aunque el señor Antonio Ogando manifestó que los policías se mantienen patrullando el día completo hasta las 7:00 de la noche, lo que provoca que durante la noche se siente muy desprotegido.

De su lado, Elizabeth Rodríguez, que trabaja en una banca de apuestas en la calle 34, indicó que se siente mucho mejor desde que los policías patrullan en esa zona, ya que los delincuentes arrebatan muchos celulares en el lugar. No obstante, Rodríguez consideró que no vigilan lo suficiente.

“Los domingos esto por aquí no es muy transitado y los celulares se los llevan como nada, pero luego que la Policía está patrullando, obviamente uno se siente más seguro”, dijo la joven.

En una esquina de esa misma calle había un teniente y un policía vigilando la zona. El primer teniente Wander Nova indicó que forma parte del proyecto de seguridad y aseguró que en todo el mes no ha habido ninguna novedad y que todo marcha bien.

En cambio, Petronila Rosario, de 64 años, que vive y vende té y café en las mañanas en esa misma calle, señaló que aunque los policías estén en el área ella no se siente segura porque la han atracado 4 veces.

Destacó que la última vez le robaron el celular y que cuando interpuso la querella en el destacamento, no logró ninguna respuesta sobre su caso.

La misma situación denunció el colmadero Manolo Medina al precisar que en todo el sector “hay demasiados ladrones”. Sostuvo que la implementación del plan piloto de seguridad está muy bien porque los motoristas estarán identificados, pero aseguró que se siente muy desprotegido por la gran delincuencia que hay en su entorno.

La sensación de inseguridad de Medina queda en evidencia al observar todas las rejas que cubren el área frontal de su negocio.

Abusos policiales. La mayoría de los encuestados afirmó que el patrullaje de la policía en el sector Cristo Rey ha sido intenso desde la puesta en marcha de Mi País Seguro, pero varios ciudadanos denunciaron algunos eventos que empañan el programa.

El motorista Alcántara mostró la placa que el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant) le colocó en su casco y aseguró que a pesar de portarla la Policía lo ha detenido a él y a varios compañeros, mientras realizan su labor diaria.

Motoristas se mostraron felices por el Plan de identificación con número único. El Intrant reportó que van 19 mil registrados.

Zoom

Más abusos
El joven Rafael Comery denunció que una patrulla lo detuvo a las 6:00 de la tarde y se mantuvo dando vuelta con él hasta que finalizó el libre tránsito.

Sostuvo que luego lo llevaron al destacamento y al otro día tuvo que pagar una multa.

Mientras que Cristino Díaz narró que algunos policías les tumbaron los puestos de comida a los vendedores de la calle 40, media hora antes del toque de queda y que apresaron a varios.