Morales y Pacquiao están listos
para la tercera batalla de puños

http://hoy.com.do/image/article/331/460x390/0/D406D953-ED84-4403-B1E6-67C9B4DECA4E.jpeg

Por CARLOS NINA GóMEZ
 Este sábado en la noche, en el majestuoso hotel Thomas & Mack Center en la ciudad de Las Vegas, Nevada (EE.UU.), el filipino Manny Pacquiao y Erik -El Terrible- Morales, de México, protagonizarán una nueva pelea, que se pactará a 12 asaltos y en la división ligero junior, aunque sin título en disputa. El ganador, según resolutó el Consejo Mundial de Boxeo (CMB), tendrá derecho a combatir por la corona de las 130 libras.

Las expectactivas del combate, el tercero entre estos dos estelares gladiadores, son altas, en tanto que los expertos afirman que “esta va a ser una batalla sangrienta”.

El Terrible Morales, quien  salió airoso en su primer pleito con Pacquiao, pero que perdió el segundo por nocaut, llegó a Las Vegas ocho días antes de la pelea.

 Su padre, José Morales, le acompaña y siempre está a su lado dentro del equipo técnico.

 En marzo del 2005 el peleador azteca nativo de Tijuana, con marca de 42-4 (34 nocauts), logró victoria por decisión sobre el filipino…pero en la revancha la historia se escribió diferente. El mexicano fue noqueado.

 Morales, en sus últimas cuatro peleas, ha sufrido derrotas en tres…¡algo inusual en este bravo gladiador mexicano!. Sufrió una amarga derrota que le asestó el estadounidense Zahir Raheem y posteriormente, en el combate de revancha ante Pacquiao –el pasado mes de enero-, cayó humillado.

 De manera, dicen los expertos, que El Terrible Morales sufrió dos fracasos en forma consecutiva…pero lo más frustrante para él fue que por primera vez lo depositaron en la lona y más adelante perder por la vía del sueño.

 Los especialistas dicen que al sufrir tres derrotas, en las últimas cuatro peleas, muchos pensaban que “ya Morales ya estaba acabado, como  resultado de sostener una gran cantidad de verdaderas guerras sobre el cuadrilátro, incluidas las tres peleas que protagonizó con su paisano Marco AntonioBarrera y de las que perdió dos”.

Dos púgiles que se odian

No es cuento…Manny Pacquiao y Erik Morales son dos púgiles que se odian a muerte lo que ha quedado demostrado en las dos anteriores peleas que celebraron con un triunfo por bando.

Si el mexicano ha tenido una preparación intensa, ajustada con lo que debe realizar un peleador para presentarse a una batalla tan especial, pues lo propio se puede decir de Pacquiao quien, también, es un atleta capaz, disciplinado y con una incuestionable eficiencia…es, igualmente, un ídolo en su patria. Este experimentado boxeador filipino sabe que tiene un serio compromiso la noche de este sábado.

 Los expertos, por consenso, esperan que esta tercera batalla Morales-Pacquiao, debe ser “sensacional”.

 Y cada uno deberá emplear todos sus recursos…si es que uno de ellos quiere salir triunfante de manera convincente, que su victoria no deje ningún dejo de duda.

Analizan a Pacquiao quien -afirman- ha mejorado “un mundo”, fundamentalmente en el plano físico y anímicamente.

 Creen que este valiente peleador de las Filipinas volverá a comportarse encima del cuadrilátero “como un torbellino que arrasa todo lo que encuentran a su paso y con un buen complemento: Su impresionantes velocidad y poder, además de lo difícil de su estilo con la guardia zurda”.

A imismo, respetan la capacidad de Morales a quien sindican como un boxeador de probada inteligencia y bravo como un espartano…¡además de su gran orgullo mexicano!

La batalla debe ser sangrienta

Este tercer pleito Morales-Pacquiao serán sangriento, como los dos anteriores, precisan los expertos.

El 19 de marzo del 2005 el pugilista azteca enseñó sus mejores armas. Y derrotó al filipino que había sido dado como favorito.

Sin embargo, en el pleito de revancha Morales cayó ante Pacquiao para que la historia se pusiera 1-1. Antes de su segundo combate con el filipino, Morales había perdido frente a Zahir Raheem. Aquella fue una derrota inesperada.

 Los analistas vaticinan que este tercer combate debe ser determinante para las carreras de ambos pugilistas.

 Especialmente para el mexicano que ha estado, en los últimos meses, bajo cuestionamiento…cuestionamiento por parte de la prensa mexicana, fundaentalmente.

 Los señalamientos de periodistas mexicanos, que conocen bien la calidad de Morales, se centran en que éste, por tener serios problemas con el peso, podría verse en “gran aprieto la noche del sábado”.

 Sin embargo, los mismos expertos dicen que Morales ha estado concentrado en el gimnasio e incluso se fue a realizar su preparación física a un lugar bien caluroso para rebajar las libras necesarias…¡las que lo podrán en capacidad física que lo encaminarán en el sendero del triunfo ante Pacquiao”.

 Asimismo, los analistas dicen que este tercer combate Morales-Pacuiao pondrá al boxeo por todo lo alto.

Pero, ¿quié tiene la ventaja para ser considerado como favorito?,

Para los más “atrevidos” analistas, Morales sólo pierde esta pelea si sus condiciones físicas no le responden.

 Pero como él sabe que esta pelea debe marcar toda su historia, los analistasn creen que estará en plena condición física.

De todos modos, los sindican como favorito para salir airoso en esta tercera batalla ante el peligroso zurdo Manny Pacquiao.