MPT se opone al envío de tropas dominicanas a Haiti

El Movimiento Patria Para Todos ( MPT) se opuso a la petición del presidente Leonel Fernández  de solicitar la inclusión de 315 militares en las fuerzas de Intervención de las Naciones Unidas  (ONU), denominada Minustah.

Dice la  organización  que la Minustah lleva cinco años y no ha podido estabilizar Haití y tampoco ha creado una fuerza de seguridad interna.

Recuerda  el MPT que en aún existen problemas históricos  entre Haití y República Dominicana que podrían exacerbarse con la presencia de tropas dominicana en el vecino país. 

Se preguntó qué pasaría si un haitiano matara uno de esos militares o por el contrario si un militar y matara un haitiano. como ha ocurrido con la fuerzas de intervención.

Otro elemento a resaltar es que los grupos conservadores del país por segunda vez hacen de nuestro país una nación que participa como fuerza interventora, lo cual no forma parte de nuestro ideario duartiano.

El MPT resaltó el espíritu de solidaridad del  pueblo dominicano frente a la desgracia de Haití y considera que   hay que insistir en mantener  y reforzar esa solidaridad hasta  superar la catástrofe actual y que la ayuda sea desconcentrada en diferentes puntos geográficos de Haití para evitar que los habitantes de otros pueblos marchen hacia la Capital.

Por otra parte, el MPT consideró que la reconstrucción de Haití tiene que darse con técnicos y trabajadores haitianos para que los recursos aportados por la solidaridad internacional no sea parte de las ambiciones de las grandes empresas del mundo.

Es conocido que los desastres son aprovechados por las empresas de los países ricos para sacar grandes beneficios y a los países reconstruidos solo le dejan edificaciones.

Para lograr que Haití dirija su propia reconstrucción debe producirse un gobierno de coalición nacional  en que participen  las organizaciones más representativas, como las asociaciones profesionales, los jesuitas, las Iglesias protestantes y otros,  para que esta definan las prioridades de la reconstrucción y la contratación de personas, siendo prioritario los profesionales y técnicos haitianos.