Más muertos y heridos en ataques Irak

http://hoy.com.do/image/article/331/460x390/0/7ACEE1BA-89E6-46EF-885C-6209763AE605.jpeg

Bagdad (EFE).- Un dirigente del mayor partido político chií, un profesor universitario, dos médico y un niño murieron ayer en cuatro ataques separados perpetrados por hombres armados en Bagdad, según la policía y los medios iraquíes.

 Ali Al Adad, uno de los líderes de la Asamblea Suprema para la Revolución Islámica en Irak (ASRII), que pertenece a la gobernante Alianza Unida Iraquí, fue atacado por un grupo de pistoleros cuando circulaba en su coche acompañado de su esposa por el barrio de Al Maimun, en el oeste de Bagdad.

La televisión estatal Al Iraquia, precisó que ambos murieron en el ataque.

Al Adad considerado uno de los más destacados dirigentes chiíes, huyó a Irán durante el régimen del depuesto Sadam Husein, y regresó tras la caída del régimen a manos de las tropas estadounidenses en abril de 2003.

Por otra parte un grupo de hombres armados acribilló a Kazim Ali, profesor en la Facultad de Tecnología de Bagdad y a su esposa, Baida Abid médica, cerca del hospital Al Salama en el barrio Al Yarmuk en oeste de Bagdad.

Además, el dentista Omar Abd al Sala, murió a consecuencia de los disparos de un grupo de pistoleros que le sorprendieron cerca de su casa en el barrio de al Amariya, en el oeste de la capital.

Decenas de médicos y profesores universitarios han abandonado el país huyendo de la violencia que lo asuela desde la invasión y ocupación del país por tropas multinacionales encabezadas por Estados Unidos y el Reino Unido.

Asimismo, un niño murió y otros cuatro civiles resultaron heridos por la explosión de varios proyectiles de mortero en un edificio de viviendas en la zona de Al Rastamiya, en el sureste de Bagdad.

Hallan 20 cadáveres

Bagdad (EFE).- Los cadáveres de 20 personas con impactos de bala han sido encontrados hoy en distintas partes de la capital iraquí, informaron fuentes del ministerio de Interior.

 Las fuentes precisaron que algunos de los cuerpos, hallados por patrullas policiales, tenían señales de haber sufrido torturas.

 La policía trasladó los cadáveres a la morgue central del Hospital Al Tib al Adli en Bagadad para intentar identificarlos.

  Ayer, la policía iraquí anunció el hallazgo de catorce cadáveres con impactos de bala también en distintos barrios de la capital iraquí.

   La aparición de cadáveres acribillados en distintas zonas de Irak y especialmente en Bagdad, se ha convertido en un hecho cotidiano en el país, donde la violencia sectaria, desatada el pasado 22 febrero tras un atentado contra un templo chií en Samarra, ha causado ya la muerte de miles de personas.