Muebles de la SCJ estaban guardados
en almacén de Quirino

POR MANASES SEPULVEDA
Parte del mobiliario del nuevo edificio de la Suprema Corte de Justicia fue ocupado en un allanamiento que hicieron las autoridades a Quirino Ernesto Paulino Castillo poco después de que fuera detenido en diciembre pasado por cargos de narcotráfico, afirmó ayer el doctor Félix Damián Olivares.

“El tema en esto es que esos muebles fueron ocupados en los allanamientos que se le hicieron a Quirino Ernesto Paulino Castillo”, dijo Olivares refiriéndose al mobiliario de la sede de la Suprema Corte de Justicia y la Procuraduría General de la República, que en los últimos días son auditados por la Cámara de Cuentas.

El allanamiento fue realizado por las autoridades en el Almacén de Arroz “Comendador”, de la calle Emilio Prud´Homme número 13 de esta capital el 21 de diciembre pasado y se incautaron de 239 cajas con mobiliario importado por la empresa “Muebles E Interiores Gomeca, S. A., cuya propietaria es la señora Carmen Margarita Ruiz Gómez.

Ruiz Gómez amuebló el edificio de la Suprema Corte.

En una declaración jurada hecha por Ruiz Gómez el 23 de diciembre de 2004 ante el notario César R. Concepción Cohen, se hace constar que el mobiliario fue importado por la empresa Muebles E Interiores Gomeca, S. A. el 27 de octubre de 2004.

Olivares, quien es abogado de Quirino, agregó que el Almacén de Arroz “Comendador” es propiedad de la familia Castillo Ramírez y Paulino Castillo es accionista.

Explicó que luego de la incautación de los muebles, la señora Ruiz Gómez solicitó su devolución a la fiscalía del Distrito Nacional, y se emitió una certificación de entrega en fecha 3 de enero de 2005 firmada por el procurador adjunto en la DNCD, Felipe A. Cuevas Féliz.

Olivares presume que a la señora Ruiz Gómez le fue cedido un espacio en el almacén para guardar los muebles.

Cuando se le preguntó qué tipo de vínculos unía a Paulino Castillo con la señora Ruiz Gómez, Olivares dijo que los desconoce.

Entre los muebles y efectos de decoración ocupados y devueltos se citan mesas de coctail, mesas de centro, consola parson, lámparas, repisas, candelabros, cajas decorativas, portavelones, bandejas, osos, entre otros en varias cantidades.

“Esos muebles fueron ocupados como cuerpos de delito”, añadió el doctor Olivares.

NO ERA SIMPLE CHOFER

Por otra parte, Olivares negó que Paulino Castillo haya sido un simple chofer de ambulancias, sino todo un empresario y recordó que la campaña que hizo un ex presidente de la República, fue en un vehículo que se lo regaló él en el 1982.

Dijo que aquel Mercedes Benz que se decía que había sido robado en Miami, fue Paulino Castillo quien lo dio al ex presidente Salvador Jorge Blanco y a Leonel Almonte, en aquella época. Expresó que para ese tiempo, Paulino Castillo era un empresario serio e importante y además tenía vehículos de transporte público en su zona.

Manifestó, en otro aspecto, que en el transcurso de los próximos dos o tres meses, se determinará si Paulino Castillo negociará con las autoridades norteamericanas.

Dijo que el 6 de mayo habrá una vista para hacer la primera alegación, cruce de pruebas y otras acciones.

“Nosotros esperamos estar allá, dándole un apoyo moral”, agregó el doctor Olivares.

También dijo que están recibiendo receptividad por parte del Ministerio Público.

“El doctor José Manuel Hernández Peguero ha manejado este caso con mucha transparencia en la parte que tiene que ver con la custodia y conservación de los bienes, porque nosotros advertíamos sobre la posibilidad de una piñata”, dijo.

Olivares también dijo que la señora de Paulino Castillo, Belkis Ubrí Medrano, está residiendo en la casa de su suegra y que el fiscal prometió que en un par de semanas iba a devolverle la residencia familiar, que fue incautada.

“Ellos reclaman que se haya borrado de golpe y porrazo más de cuarenta o sesenta años de laboriosidad de esta familia. De buenas a primera han pasado a ser parias sociales”, expresó.

Recordó que viajó a Elías Piña, Pedro Corto y San Juan de la Maguana y que fuera de la granja pecuaria y del ganado “no hay nada desbordante”.

Expresó que se ha sobredimensionado en muchos aspectos sobre su defendido y que no cree que Paulino Castillo haya sido el eje de todo el narcotráfico en la República Dominicana.

Sostuvo que en el país tiene que haber otros carteles, si se asume que el de Paulino Castillo es uno.