Muere Eli Wallach, veterano actor de cine y teatro

ELI WALLACH-DECESO

NUEVA YORK, AP. Eli Wallach, el actor de carácter de voz ronca que protagonizó docenas de películas y obras de Broadway a lo largo de una extensa y destacada carrera, y que probablemente sea más recordado por su emblemático papel de bandido en “El bueno, el malo y el feo”, falleció. Tenía 98 años.   

Wallach murió el lunes por la tarde en Nueva York de causas naturales, confirmó su hijo, Peter Wallach, el martes.

“La mejor manera de honrarlo es viendo una de sus películas”, dijo el hijo. “Pongan `Baby Doll’ o `Los magníficos siete’. Esas vivirán por siempre”.

Wallach y su esposa, Anne Jackson, fueron un dúo formidable en el escenario; aparecieron juntos en múltiples obras a partir la década de 1940. El actor ganó un Tony por su papel de reparto en “La rosa tatuada” de Tennessee Williams, fue un miembro original del Actors Studio y continuó actuando en películas ya nonagenario.

Pero quizás sea más recordado por su papel de Tuco, el bandido confabulador de reflejos rápidos, en el clásico del lejano oeste “El bueno, el malo y el feo”. En el spaghetti western de Sergio Leone, Clint Eastwood (El bueno), Lee Van Cleef (El malo) y Wallach (El feo) intentan aventajarse y dispararse unos a otros, mientras buscan un tesoro de monedas de oro enterrado en un cementerio de la Guerra Civil.

Wallach hizo de un amenazante pero adorable bandolero que había cometido toda clase de crímenes: “asesinato, robo a mano armada … incitación a la prostitución, secuestro, extorción … violación”, como el verdugo entonó en una famosa escena antes de que Tuco escapara de la horca.

La cinta, con una evocadora música de Ennio Morricone, fue la tercera de una trilogía que incluyó “Por un puñado de dólares” y “Por unos dólares más”, e influyó a una generación de cineastas. El personaje de Wallach tenía varias líneas memorables, incluida “Cuando tienes que disparar, dispara, no hables”, tras ser confrontado por un pistolero rival.

“Adondequiera que voy, alguien me reconoce por `El bueno, el malo y el feo’ y se pone a silbarme la canción”, dijo en una entrevista en 2003. “Puedo sentirlo antes de que pase. Sonrío y saludo, y me saludan de vuelta”.

Wallach también actuó en la sensual “Baby Doll” (1956), “Los magníficos siete” (1960), “Los inadaptados” (1961), una película escrita por Arthur Miller y protagonizada por Marilyn Monroe y Clark Gable; “Lord Jim” (1964) con Peter O’Toole y “El Padrino III” (1990), en la que hizo de un mafioso asesino que muere tras comer un cannoli envenenado.