Muere en Miami hijo de Guido Gómez Mazara

Murió  la noche del miércoles  de un aneurisma cerebral el niño Maximiliano Gómez, de 12 años de edad, hijo del doctor Guido Gómez Mazara, vicepresidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y ex consultor jurídico del Poder Ejecutivo en el pasado gobierno.

El deceso ocurrió en Miami, donde residía junto a su madre  Sandra Nogué y su hermana Gabriela Gómez, de 10 años.

El licenciado Fabricio Gómez, hermano de Guido, informó que la muerte ocurrió a las 8:30 de la noche cuando el niño se desplomó en los pies de su progenitora, tras sufrir un agudo dolor de cabeza.

Al parecer se trató de una malformación congénita, en razón  que nunca se le detectó nada a pesar de recibir los chequeos médicos de rigor, dijo.

 “Conversando con su madre se quejó de fuertes dolores de cabeza y cuando la madre trató de abrazarlo, cayó al suelo. Fue llevado al Arnold Palmer Hospital Pedriatic, pero ya estaba muerto”, explicó Fabricio.

Manifestó que la familia de su hermano tenía casi un año en Miami y retornaría a vivir en el país en septiembre próximo. 

Fabricio manifestó que Guido y Carmen Mazara, abuela del menor, están muy afectados con  la muerte del niño.

Gloria Ortega, esposa de Fabricio, junto a su prima Noelia Mazara y Samuel Pereyra, viajaron ayer a Miami para ultimar los detalles para traer el cadáver.

El niño será velado en la funeraria Blandino de la Abraham Lincoln, y su sepelio se realizará en el panteón donde están enterrados su abuelo, el dirigente de izquierda Maximiliano Gómez y su bisabuelo José Mazara, en el cementerio de la avenida Máximo Gómez.

El candidato presidencial Miguel Vargas Maldonado visitó en la mañana de ayer al doctor Gómez Mazara en su residencia del sector Los Cacicazgos, donde desde tempranas horas de la mañana asistieron dirigentes perredeístas y amigos a darle el pésame.

Gómez Mazara tuvo que ser calmado mediante sedantes debido  a su gran consternación.

Zoom

Viajará hoy

Para hoy sábado en la mañana,  Gómez Mazara  viajará a Miami para reunirse con su familia. Gómez Mazara carecía de visa, luego que le fuera retirada a finales del gobierno pasado. La  razón  de cancelación del visado nunca se estableció aunque Guido la atribuyó a diferencias con un funcionario de la embajada. Tan pronto se conoció el deceso del niño,  diversas personalidades iniciaron  las gestiones para una visa humanitaria que fue concedida en lo inmediato. Gómez estaba a la espera de la residencia de Estados Unidos,  la cual había sido  solicitada por su esposa Sandra.