Muere hombre en protestas SFM; Policía arresta más de 100 personas

POR FRANCISCO CALDERON
SAN FRANCISCO DE MACORIS.- Un muerto, más de cien detenidos y más de 40 barrios y comunidades rurales de la zona Norte totalmente paralizadas, ha sido el balance del primer día de la jornada de lucha que por 48 horas convocaron entidades barriales y campesinas.

Antonio Fernández Rodríguez, de 79 años, resultó muerto al explotar una bomba de fabricación casera, en un hecho en torno al cual han surgido dos versiones.

La primera versión, ofrecida por la Policía Nacional, asegura que dos hombres que se desplazaban en una motocicleta lanzaron el artefacto, y la otra señala que Fernández Rodríguez transportaba la bomba en su motocicleta y que accidentalmente explotó.

Fernández Rodríguez residía en la calle 8 casi esquina 13 del ensanche San Martín de Porres y laboraba como portero del hospital regional San Vicente de Paúl.

El hecho de sangre se produjo en la calle Luperón casi esquina avenida Libertad.

El jefe del Comando Nordeste de la Policía, general de brigada Osiris Alcántara Rodríguez, reveló que dos hombres que se desplazaban en una motocicleta del tipo passola lanzaron la bomba contra Fernández Rodríguez, ocasionándole la muerte.

El alto oficial informó, asimismo, que hay cerca de 100 personas detenidas con relación al caso. Ayer, desde las seis de la mañana, todas las actividades quedaron paralizadas en la zona Norte, dejando incomunicadas a más de 40 barrios y comunidades rurales, cuyos moradores demandan una serie de reivindicaciones.

El tránsito era ayer completamente nulo y el comercio en los barrios y campos cerró sus puertas.

Entre las demandas que plantean los grupos convocantes son la construcción del puente sobre el río Jaya, que comunica a los sectores 24 de Abril, Santa Lucía, Los Jardines, Figueroa, La Altagracia, entre otros, así como las comunidades de La Piña de Jaya, Jaya, Loma de Jaya y Naranjo Dulce, entre otras.

Además, la reconstrucción de todas las calles de esta ciudad, la reconstrucción de la carretera Las Guázumas-La Bajada, el asfaltado de las calles de la mayoría de los barrios y la construcción de aceras y contenes. Las organizaciones convocantes del paro son la Unión de Grupos Populares de la Zona Norte, la Coordinadora de Organizaciones Populares, El Sindicato de Choferes Las Guázumas-La Bajada y Macorís Naranjo-Dulce Jaya, entre otras.

Entre los barrios en huelga figuran Hermanas Mirabal, Pueblo Nuevo, San Pedro, Holguín Marte, Taína, Los Jibaritos, Madrigal, Cristo Rey, Santa Luisa, ensanche Aguila, Espínola, Ugamba y Ribera del Jaya.

Desde la noche del pasado lunes comenzó a escucharse en distintos puntos de la ciudad la detonación de estruendosas bombas de fabricación casera. En el marco del paro se escucharon explosiones esporádicas en los sectores en huelga.

En tanto que las universidades de esta ciudad paralizaron las actividades docentes y administrativas. La Universidad Católica Nordestana (UCNE) suspendió sus labores, al igual que el Centro Universitario Regional del Nordeste (CURNE).

En tanto que las escuelas públicas y colegios privados no impartieron docencia.

Previamente, la seccional de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) llamó a sus miembros a no impartir docencia, en solidaridad con el movimiento huelgario.