Muere soldado EU y cinco iraquíes

http://hoy.com.do/image/article/35/460x390/0/A0110F9A-1FE1-4248-8269-84555106200F.jpeg

BAGDAD (AFP) – Un soldado estadounidense y cuatro civiles iraquíes murieron el martes en Irak, aumentando el sangriento balance del mes de noviembre para el ejército norteamericano, que intenta aplastar la rebelión dos meses antes de las elecciones del 30 de enero.

   Con la muerte de un soldado durante la noche en Bagdad son 134 los militares norteamericanos que perdieron la vida en noviembre, uno de los meses más mortíferos desde marzo de 2003.

   El martes, la violencia causó otras víctimas en Irak.

   La explosión de un coche bomba al paso de un convoy militar cerca de Baiji, al norte de Bagdad, causó la muerte de cuatro civiles iraquíes y dejó heridos a dos soldados estadounidenses y 17 civiles iraquíes.

   También en el norte, en Baaquba, siete personas fueron heridas por un obús de mortero que cayó en un inmueble contiguo a una comisaría, según un responsable policial.

   En el oeste de la capital, cinco soldados norteamericanos fueron heridos al estallar otro coche bomba y cerca de un oleoducto de Latifiya, al sur de Bagdad, yacían los cadáveres de dos civiles iraquíes con tres balazos en la cabeza, según un periodista de la AFP.

   Entretanto en Faluya, donde perecieron más de 50 soldados desde el 8 de noviembre, los focos de resistencia que subsisten complican la tarea del ejército en su búsqueda de empresas iraquíes para la reconstrucción de la ciudad, destruida en parte por los combates.

   “Uno de los mayores obstáculos es hacer venir aquí a los empresarios”, declaró el teniente coronel Scott Ballard, de la oficina de asuntos civiles de los Marines en Faluya (50 km al oeste de Bagdad).

   Según el mando militar, quedan en Faluya focos de resistencia compuestos por grupos de cuatro o cinco personas y la Fuerza Multinacional sigue intentando aplastar la insurrección en el sur de la localidad, abandonada por sus habitantes.

   También hay grandes dificultades en Mosul (norte), donde el hallazgo de 57 cadáveres sobre todo de soldados iraquíes estos últimos días hace temer una desbandada de las fuerzas iraquíes.

   Los rebeldes, muy determinados, asaltaron el 11 de noviembre varias comisarías de policía haciendo huir al 80% de los agentes de esa ciudad de 1,5 millones de habitantes.

   Los oficiales creen que ahora se enfrentan allí a un peligroso enemigo compuesto por partidarios de Saddam Hussein y grupos islamistas que buscan nuevos reclutas en los barrios pobres de la ciudad.

   Entre tanto, el primer ministro iraquí Iyad Alaui viajó este martes a Ammán para hablar de las elecciones con iraquíes exiliados, según fuentes oficiales.

   Por su parte, el Comité de los Ulemas, principal asociación religiosa sunita de Irak, acusó a partidos relacionados con el gobierno de Iyad Alaui de llevar a cabo una campaña contra sus representantes.

   Entretanto, Irán acoge una conferencia de los ministros del Interior de Irak, sus vecinos y Egipto a partir del martes por la noche. Esta cita “tiene el objetivo de hablar de la seguridad y la estabilidad en Irak, así como de los recursos para combatir el terrorismo”, declaró el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Hamid Reza Asefi.

   Por último, Baha Husain al Shibib fue nombrado embajador de Irak ante la ONU en Ginebra, sucediendo al hermanastro de Saddam Hussein, Barzan al Tikriti, preso en Irak desde abril de 2003, anunció el martes la ONU.