Mueren 15 personas en caída 2 aviones

WASHINGTON (EFE).- Al menos quince personas murieron ayer al estrellarse dos avionetas en los estados de Virginia y California, en Estados Unidos, entre ellas varios parientes cercanos de Rick Hendrick, el dueño de varios equipos del circuito de carreras automovilísticas NASCAR, según fuentes oficiales.

   El primer accidente ocurrió cuando una avioneta se precipitó al suelo en la zona de Bull Mountain, a unos 11 kilómetros del aeropuerto de Martinsville, en Virginia, a donde se dirigía, según informó la Agencia Estadounidense de Aviación (FAA, en inglés).

   En ella viajaban Ricky Hendrick, ex piloto de NASCAR e hijo de Rick Hendrick, así como el hermano de Rick, John, y sus sobrinas Kimberly y Jennifer, que iban a asistir a una carrera en esa ciudad de Virginia.

   Todos ellos murieron en el accidente. La nave era propiedad de la empresa de Rick Hendrick y había salido de Concord, en Carolina del Norte.

   La carrera de Martinsville la ganó Jimmie Johnson al volante de uno de los automóviles de carreras de Hendrick. Los organizadores de la competición supieron de la desaparición de la aeronave durante su transcurso pero no dijeron nada a los pilotos hasta que ésta terminó.

   El otro accidente se produjo en San Diego (California) cuando una avioneta ocupada por dos pilotos, un enfermero y dos asistentes médicos se estrelló poco después de despegar de un pequeño aeropuerto cercano a la frontera con México.

   La nave regresaba a Albuquerque (Nuevo México) después de haber trasladado a un paciente de México a San Diego.

   La FAA investiga ambos casos y no ha adelantado aún ninguna hipótesis sobre sus posibles causas.