Mueren 20 policías iraquíes en ataques
con coches bomba

http://hoy.com.do/image/article/283/460x390/0/28FD84E0-43CE-428E-93FE-C0998AF80DB8.jpeg

BAGDAD (EFE).- Dos atentados perpetrados por suicidas con coches bomba han dejado al menos veinte policías muertos en el norte y oeste de Bagdad, mientras que otros ataques han acabado con la vida de dos chóferes turcos en Mosul y de un iraquí en Bagdad.

   El atentado más grave tuvo lugar en Ramadi (100 kilómetros al oeste de Bagdad), donde 16 policías resultaron muertos al explotar un coche bomba junto a una base militar que sirve de centro de entrenamiento policial, según un nuevo recuento ofrecido por las autoridades iraquíes.

   El suicida hizo explotar el coche poco después de las siete de la mañana, cuando los policías hacían fila para recibir las armas antes de comenzar las patrullas mañaneras, y dejó además más de cincuenta heridos.

   Pese a que la explosión se produjo junto a la base militar estadounidense Lion King, no ha habido víctimas ente los soldados de esta nacionalidad, según dijeron fuentes norteamericanas.

   Horas después, cuatro agentes de la Guardia Nacional cayeron muertos en la localidad de El Eshaqi (unos 70 kilómetros al norte de Bagdad, cerca de la ciudad de Samarra), cuando un suicida empotró un coche bomba contra un control de carreteras.

   Según dijeron a EFE fuentes de la policía iraquí, el suicida condujo el coche hasta el control y, cuando estaba junto a los agentes encargados de inspeccionar los vehículos, detonó la carga que llevaba.

   El impacto dejó a cuatro agentes muertos, además del suicida, así como numerosos civiles heridos.

   En Mosul, dos chóferes turcos murieron hoy al ser atacado un convoy de camiones de aprovisionamiento para las tropas estadounidenses, informó la cadena de televisión Al Yazira.

   Al Yazira precisó que el ataque contra el convoy de cinco camiones se produjo en el barrio de Sukar de esta ciudad de mayoría suní donde se cree que abundan los simpatizantes del antiguo régimen de Sadam Husein.

   Otros dos chóferes turcos resultaron igualmente heridos tras el ataque, que dejó un camión en llamas.

   También en Bagdad se produjo un atentado con morteros contra las cercanías de la Zona Verde, el recinto que alberga la embajada de EEUU y las principales instituciones del Gobierno provisional iraquí.

   Pese a que los morteros no causaron víctimas dentro de la Zona Verde, según dijo el ministerio del Interior, sí dejaron un muerto y dos heridos en una vivienda particular en el barrio de Yadriya, contiguo a la Zona Verde.

   Por otra parte, sigue sin conocerse la identidad del dirigente de “Monoteísmo y Guerra Santa” -el grupo que encabeza el prófugo jordano Abu Musab al Zarqaui- que las tropas estadounidenses dijeron haber capturado la pasada madrugada en Faluya, 50 kilómetros al oeste de Bagdad.

   Los portavoces militares no ofrecieron datos sobre su identidad ni nacionalidad, y solo dijeron que había sido capturado junto a cinco personas más.

   Varios testigos en la ciudad dijeron que la redada se produjo en el domicilio de Abdelhamid Fiyad, de 50 años, quien fue arrestado junto a sus dos hijos y tres personas más, pero negaron tajantemente que su vecino tenga nada que ver con Zarqaui.

   Tampoco se han tenido nuevos datos sobre los secuestradores de la británica Margaret Hassan, que ayer apareció en un vídeo suplicando al Primer Ministro, Tony Blair, que retire a las tropas británicas de Irak y no las traslade a la región de Bagdad, como ha anunciado.

   Ningún grupo hasta ahora se ha responsabilizado de su captura, pero el primer ministro iraquí, Iyad Alaui, ya advirtió ayer en una entrevista con Fox News de que no hay razón para ceder ante las demandas de los secuestradores. EFE