Mueren 21 en violencia Irak

http://hoy.com.do/image/article/58/460x390/0/991FC8AD-D536-46D1-947B-E9F982EAF8C1.jpeg

BAGDAD (AFP).- Los iraquíes observaron tres minutos de silencio en memoria de las víctimas de los últimos ataques ayer al mediodía, mientras continuaba la espiral de violencia que durante la jornada dejó por lo menos 21 muertos y 44 heridos.

A nivel político, varios representantes sunitas se retiraron ayer del comité de redacción de la nueva Constitución después de que dos de sus colegas fueran asesinados el martes.

Al mediodía (08H00 GMT), tanto en las calles como en el Parlamento, los iraquíes observaron tres minutos de silencio en memoria de las víctimas de los atentados suicidas de Bagdad el 13 de julio y de Musayeb (al sur de la capital) el 16 de julio, que dejaron respectivamente 32 (niños y adolescentes) y 83 muertos. Varios representantes sunitas se retiraron el miércoles del comité de redacción de la Constitución después del asesinato de dos de sus colegas un día antes, dijo a la AFP Salah al Mutlaq, portavoz del Consejo de Diálogo Nacional.

De los 71 miembros del comité de redacción de la Constitución, 17 pertenecen a la comunidad sunita, que boicoteó las elecciones de enero pasado. El proyecto de Constitución iraquí restringiría considerablemente los derechos de las mujeres, imponiendo la sharia (ley coránica) en las cuestiones de matrimonio, divorcio y herencia, señaló el miércoles el diario norteamericano New York Times.

En Londres, el Attorney General, Lord Goldsmith, anunció el martes que tres militares británicos serán juzgados por tratamientos inhumanos de prisioneros en Irak, considerados como crímenes de guerra.

Uno de ellos es sospechoso también de homicidio, según los servicios del Attorney General, el principal asesor jurídico del gobierno británico.

Esos militares serán juzgados en Gran Bretaña ante una corte marcial, de acuerdo con dicha fuente.

El miércoles por la mañana, al menos ocho reclutas murieron y otros 26 fueron heridos cuando un kamikaze hizo estallar la carga que llevaba ante el centro de reclutamiento del ejército iraquí de Muthanna, en Bagdad, según una fuente del ministerio del Interior.

Ese centro de reclutamiento ya había sido blanco de varios atentados suicidas. El último, perpetrado el 10 de julio, había dejado al menos 21 muertos, en su mayoría reclutas.

Dos soldados iraquíes y dos civiles resultaron heridos en dos ataques diferentes al norte de Bagdad, según el ministerio del Interior.

Al norte de Bagdad, en Samarra, un soldado iraquí murió y otros cuatro fueron heridos durante enfrentamientos con los insurgentes. Un guerrillero murió y dos soldados iraquíes resultaron heridos en choques en el este de Balad, a 70 km al norte de Bagdad, según una fuente militar.

De acuerdo con la misma fuente, un camionero iraquí perdió la vida y 7 guardias de seguridad iraquíes fueron heridos al estallar dos artefactos artesanales al paso de un convoy que llevaba material para el ejército iraquí en Tuz, a 200 km al norte de Bagdad.

Un rebelde murió y un soldado fue herido en Al Charqat, al norte de Bagdad, en enfrentamientos, según una fuente policial.

Por otra parte, tres dueños de estaciones de gasolina murieron y dos empleados de la refinería de Baiji (200 km al norte de Bagdad) fueron heridos durante peleas para obtener combustible, de acuerdo con una fuente policial.

Un policía fue asesinado por hombres armados en el este de Mosul cuando circulaba en un automóvil, según la policía.

Un empresario, Hadi Saad, de 38 años, que trabaja para el ejército estadounidense, fue secuestrado frente a su casa cerca de Dur, a 150 km al norte de Bagdad, señaló la misma fuente.

Al sur de la capital, dos insurgentes que aparentemente estaban vinculados al atentado del sábado en Musayeb (al sur de Bagdad), que dejó por lo menos 83 muertos y 151 heridos, fueron muertos y un tercero fue arrestado durante una operación policial en Jurf al Sajar, una aldea sunita vecina de Musayeb.

Finalmente, en Basora, a 550 km al sur de Bagdad, el asistente del jefe de la municipalidad, Hussein al Daraji, miembro del partido chiíta Fadhila (Virtud), fue asesinado de varios balazos por hombres armados que atacaron su oficina, de acuerdo con una fuente de la gobernación de Basora.